27 de noviembre de 2020 27/11/20

El PSPV-PSOE pide que el gobierno de España se pronuncie en contra de la supresión del derecho de plantación de viñas

  • La diputada Vicenta Crespo considera que su eliminación conllevaría consecuencias económicas “irreparables” como la “pérdida de renta de muchas familias”

La portavoz socialista de Agricultura, Ganadería y Pesca en Les Corts, Vicenta Crespo, ha afirmado que “el derecho de plantación de viñas está en peligro”. Crespo ha explicado que la UE quiere eliminarlo a finales de 2015 “con la clara intención de liberalizar la regulación del sector vitivinícola”, lo que, según la diputada socialista, “acabaría con el modelo de producción de vino tal y como lo conocemos los valencianos” y, además, produciría consecuencias “irreparables” a nivel económico. Entre otras cuestiones, Crespo ha destacado que “peligraría la renta de muchas familias”.

Por todo ello, Crespo ha presentado una propuesta de resolución en Les Corts pidiendo que el Consell inste al Gobierno de España a posicionarse a favor del régimen de derechos de plantación de viñas actual, un régimen con “costes cero” para la Unión Europea y que “ha demostrado su eficacia”. Así, se sumaría a las reivindicaciones del sector, que “desde 2007 no ha parado de reclamar que se anule tal disparate”. “El señor Arias Cañete tiene que pronunciarse en voz alta ante las autoridades europeas y mostrar su rechazo a la supresión de estos derechos”, ha afirmado la portavoz socialista. De no hacerlo, “se perdería una gran riqueza en la variedad y calidad vitivinícola”.

En este sentido, Crespo ha recordado que el cultivo de viñas “sustenta parte de la economía de las zonas rurales del interior y representa un gran valor natural y gastronómico que atrae un turismo que ayuda al sector con sus compras, haciendo que se mantenga la población” en dichas zonas. Además, ha subrayado que en la Comunidad Valenciana hay conreos de viñas que “dan vinos de calidad alta y son reconocidos a nivel nacional e internacional”, a pesar de “la falta de promoción necesaria por parte de la administración”.

Por eso, según la diputada del PSPV-PSOE, la eliminación del régimen de derechos de plantación de viñas provocaría “la deslocalización de la producción, la pérdida y la desaparición del patrimonio vitivinícola de los agricultores y un desequilibrio medioambiental”. Además, la liberalización de las plantaciones de viñas supondría “un incremento de la oferta que debilitaría las condiciones productivas de las zonas tradicionalmente dedicadas al cultivo de uva”. Para Crespo, lo más grave sería la disminución de los precios que llevaría a los viticultores a no poder “soportar todos los gastos ligados a la producción y, por tanto, a abandonar el cultivo, empeorando la calidad

Subir