17 de febrero de 2020 17/2/20

FGV presenta en la asamblea de Alamys un modelo de gestión del servicio que gira en torno al cliente

  • La empresa participa en Barcelona en la Asamblea de Metros y Subterráneos Latinoamericanos

  • El objetivo es que el transporte público sea una alternativa, no un simple complemento al coche

  • Se pretende que los valores añadidos culturales, sociales y personales ayuden a fidelizar al usuario

Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) ha presentado hoy en la XXIII Asamblea de Metros y Subterráneos Latinoamericanos (Alamys) un modelo de gestión del servicio que gira en torno al cliente, que pretende que “el transporte de masas se convierta en un transporte individualizado” y que la experiencia del viaje “se convierta en un cúmulo de sensaciones personales gracias a los valores añadidos culturales, sociales y personales” que, en un futuro inmediato, ayuden a fidelizar al cliente.

Durante la clausura de la citada reunión de Alamys, que se ha celebrado en Barcelona durante tres días, el director de Comunicación, Marketing y Relaciones Externas, Juan Carlos Murillo, ha pronunciado la ponencia “La experiencia de viaje. El modelo del FGV”, en la que ha explicado el modelo de FGV ante el transporte ferroviario de viajeros en el ámbito urbano en el siglo XXI.

Tras describir los importantes avances en el sector ferroviario desde la máquina de vapor hasta el transporte de futuro, en el que se ha pasado de las condiciones de viaje impuestas por la empresas explotadoras en función de las limitaciones técnicas en el pasado a la nueva situación de que los clientes marcan sus exigencias al operador, para lo cual la evolución tecnológica se adapta a las necesidades del pasajero, el representante de FGV ha explicado los conceptos que aplica dicha empresa pública “para alcanzar una experiencia satisfactoria y convertirse en algo más que un simple medio de transporte”.

Juan Carlos Murillo ha puntualizado que “el protagonismo del cliente nos obliga a responder a sus exigencias, utilizando todos nuestros medios, siendo flexibles, eficientes, competitivos, totalmente accesibles y sostenibles”.

Flexibilidad, accesibilidad y sostenibilidad

La flexibilidad, “con capacidad de respuesta”, se basa en organizar servicios de transportes especiales ante necesidades sociales y grandes acontecimientos; el encargo de paneles y encuestas para conocer la opinión de los usuarios; la puesta en marcha de campañas de información, soportes tradicionales y on line; facilitar la intermodalidad de metro y tranvía y otros medios (parking para coches o impulso a la bicicleta); y conseguir un atractivo de las estaciones, tanto desde el punto de vista funcional como en el arquitectónico.

Una vez conocidas las peticiones de los clientes de FGV, Metrovalencia tiene en aplicación dos planes fundamentales, el de Modernización de la Línea 1, con el horizonte de 2010, y “Un metro a tu medida”, compendio de actuaciones hasta 2012.

La accesibilidad, “diseño para todos”, trata de igualar las condiciones para todas aquellas personas que acceden a las instalaciones de FGV, con especial atención a las Personas de Movilidad Reducida (PMR), invidentes y sordos. En este sentido, se ha señalado que el índice de accesibilidad en Metrovalencia alcanza ya el 97 por ciento, muy por encima de las grandes explotaciones de metro en España, Madrid y Barcelona.

En cuanto a la sostenibilidad, “compromiso con la sociedad”, el director de Comunicación, Marketing y Relaciones Externas, ha comentado que el transporte público debe de ser “garantía de un desarrollo sostenible” y ha recordado que FGV “evita la emisión de casi 100.000 toneladas de CO2 a la atmósfera y 46 millones de desplazamientos de vehículos privados al año”, todo ello unido a la utilización de energías alternativas, como la instalación de placas fotovoltaicas en las cubiertas de los talleres de Valencia y Alicante.

Asimismo, en la ponencia se ha puesto de relieve el “valor añadido” hacia el usuario que supone la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) con actividades culturales y de ocio, como la sala Lametro, la programación de Metrodiversidad y de Nanometro, que tienen una alta valoración de los clientes, que consideran positivas este tipo de propuestas.

Como conclusión, Juan Carlos Murillo ha considerado que “los viajeros consideran que sus expectativas básicas de servicio están cubiertas y exigen algo más: su propio medio de transporte”, donde los citados valores añadidos son tenidos en cuenta y ayudan a fidelizar a los clientes.

Por todo ello, FGV pretende “incrementar el número de viajeros transportados y ofrecer una experiencia de viaje lo más satisfactoria posible y participar en una política de movilidad urbana que sitúe al transporte público como alternativa, no como simple complemento del vehículo privado”.

XXIII Asamblea de Alamys

Coincidiendo con la celebración de BCN Rail, se ha celebrado en la Feria de Barcelona la XXIII asamblea general de Alamys, Asociación Latinoamericana de Metros y Subterráneos, que se fundó en 1987 y es el marco conjunto de trabajo e intercambio de experiencias para los operadores y autoridades de transporte urbano por ferrocarril de España, Portugal y América Latina.

Durante tres días, desde el pasado 30 de noviembre y hasta ayer, alrededor de trescientos congresistas se han dado cita en el pabellón 1 de la Feria de Barcelona para acercar y consolidar el intercambio de experiencias, necesidades y proyectos para mejorar el servicio en los sistemas de transporte ferroviario. Han participado directivos y representantes de organismos de países latinoamericanos y de la Península Ibérica, que poseen sistemas ferroviarios metropolitanos de transporte masivo de pasajeros y las empresas y asociaciones que desarrollan actividades conexas.

Los objetivos que persigue dicha asamblea general han sido discutir sobre los beneficios de los sistemas de metro y tranvías en los entornos urbanos; intercambiar experiencias para la eficiencia de los servicios; exponer el compromiso de la responsabilidad social de las empresas; facilitar las herramientas para aprovechar los recursos disponibles; y conectar a diferentes empresas para poner en común los proyectos desarrollados.

Subir