17 de febrero de 2020 17/2/20

El PSPV denuncia que el Ayuntamiento pagará 18 millones de euros para construir la piscina cubierta durante los próximos 33 años

El PSPV denuncia que el Ayuntamiento pagará 18 millones de euros para construir la piscina cubierta durante los próximos 33 años    - (foto 1)
  • FCC se garantiza la explotación anual del futuro complejo deportivo sin compartir los beneficios con el Ayuntamiento

El Ayuntamiento de la Pobla de Vallbona gastará alrededor de 18 millones de euros en la construcción de la futura piscina cubierta que recientemente ha adjudicado a la empresa privada Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) durante los próximos 33 años, plazo previsto para su explotación. Las futuras instalaciones deportivas no estarán concluidas hasta el año 2011, meses antes de las próximas elecciones locales con el objetivo principal de conseguir un mayor rédito electoral.

El acuerdo entre ambas partes contempla que la empresa privada asume la inversión inicial de 6’7 millones para las obras de construcción de la piscina cubierta que se ubicará en el actual polideportivo municipal. La empresa destinará, además, 5 millones de euros para las labores de mantenimiento y revisión de las instalaciones y se encargará de la explotación de la piscina cubierta, de la piscina de verano, las pistas de pádel, actividades deportivas, cafetería y las salas A y B del pabellón deportivo, incluidos los vestuarios.

Sin embargo, el Ayuntamiento de la Pobla se compromete, a cambio, a abonar a la empresa “una subvención anual” encubierta que asciende a los 600.000 euros del primer año y 1 millón de euros del último ejercicio en el que están incluidos los gastos de amortización e intereses de la inversión. Por tanto, al cabo de la extinción del contrato el Ayuntamiento habrá pagado alrededor de 18 millones de euros en el que se incluyen la inversión inicial para su construcción y los gastos anuales de amortización.

El negocio para la empresa es redondo y muy rentable. Los beneficios que obtendrá la concesionaria anualmente son sólo para sus arcas “que no repartirá con el Ayuntamiento” y van desde los 113.000 euros previstos el primer año hasta los 993.000 euros del último año, con un beneficio total de 8’1 millones al final del contrato. El Ayuntamiento sólo recibirá una parte de los beneficios en el caso de que se supere la cifra de 1.700 abonados, algo bastante improbable según las expectativas. La factura de consumo de agua potable y la limpieza de todas las instalaciones deportivas corre también a cargo del Ayuntamiento y la concesionaria se reserva la potestad de eliminar aquellos servicios deficitarios.  

El portavoz del PSPV, Jaume Cortina, considera “necesaria” la piscina cubierta “pero nunca a cualquier precio, a costa de que el PP se presente en las elecciones de 2011 con un proyecto pagado a precio de oro que perjudica los intereses del municipio y con un gravamen excesivo para las arcas municipales”. Cortina achaca a la “precipitación” el precio desorbitado de la piscina “que en unas circunstancias normales habría sido más beneficioso para los ciudadanos”.

El PSPV alerta de que con este nuevo proyecto el endeudamiento alcanzará los 29 millones de euros al incluirse en esta cantidad los 5 millones de la deuda actual, los 6’2 millones del préstamo solicitado recientemente y los 18 millones “encubiertos” de la piscina cubierta. De este modo, el Ayuntamiento superará con creces el 110% del límite máximo de endeudamiento y se situará en un peligroso 120% en un momento de crisis económica y con una merma de los ingresos municipales que dejará sin margen de maniobra las arcas municipales.   

 

Subir