3 de diciembre de 2020 3/12/20

La Policía Nacional desmantela una plantación de marihuana en un domicilio de la Pobla de Vallbona y detiene a tres personas

La Policía Nacional desmantela una plantación de marihuana en un domicilio de la Pobla de Vallbona y detiene a tres personas - (foto 1)
  • Proveían de marihuana a algunos vendedores de la ciudad de Valencia

  • La casa que contaba con tres plantas estaba totalmente panelada de pladur y las ventanas estaban cerradas y selladas

  • La pareja recibía una cantidad mensual por parte del joven por encargarse del mantenimiento de la plantación

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado una plantación de marihuana en un domicilio de la Pobla de Vallbona y han detenido a tres personas, una mujer y dos hombres de 41 y 27 años, de origen español, como presuntas autoras de los delitos contra la salud pública y defraudación del fluido eléctrico. Los agentes comprobaron que las tres plantas de la vivienda estaban preparadas para el cultivo interior de, al parecer, marihuana, ya que toda la casa estaba panelada con pladur y las ventanas cerradas y selladas. Los policías intervinieron unas 2.800 plantas de, al parecer, marihuana, 12 kilos de cogollos de marihuana prensada y preparada para su venta, 715 euros, 171 lámparas de calor, 69 transformadores, 21 temporizador, 24 ventiladores y decenas de tubos y aparatos de aire acondicionado portátiles y fijos.

Las investigaciones se iniciaron al tener conocimiento los agentes que algunos de los vendedores de marihuana de la ciudad de Valencia se estarían proveyendo de la misma de algún punto de la Pobla de Vallbona.

Durante las investigaciones, los policías averiguaron que dicho punto estaba ubicado en un domicilio de la Pobla de Vallbona, y que el mismo estaba arrendado a un joven y que éste a su vez se lo había arrendado a una mujer.

En el transcurso de las investigaciones, los agentes averiguaron que en la vivienda no residía nadie y que diariamente acudía a la misma la pareja de la mujer, así como una vez por semana para realizar labores de supervisión se presentaba el joven que había arrendado el domicilio a la mujer, quien adoptaba grandes medidas de seguridad en los desplazamientos, acudiendo con diferentes coches.

Los policías comprobaron que la vivienda estaría solamente dedicada al cultivo de la marihuana y que no era punto de venta, así como que, al parecer, el joven que se la había arrendado a la mujer era el que sufragaría los gastos de alquiler, instalación de los aparatos, utensilios para el cultivo y pagaría una cantidad mensual a la pareja por encargarse del mantenimiento de la plantación y por figurar en la documentación del alquiler de la vivienda y los diferentes suministros.

Como consecuencia de las investigaciones, los agentes establecieron un dispositivo de vigilancia en las inmediaciones del domicilio y uno de los sospechosos fue interceptado al abrir la puerta. Los agentes realizaron un registro en el domicilio donde intervinieron unas 2.800 plantas de, al parecer, marihuana, 12 kilos de cogollos de marihuana prensada y preparada para su venta, 715 euros, 171 lámparas de calor, 69 transformadores, 21 temporizador, 24 ventiladores y decenas de tubos y aparatos de aire acondicionado portátiles y fijos, así como comprobaron que toda la casa estaba preparada para el cultivo de la marihuana ya que estaba panelada con pladur y las ventanas cerradas y selladas.

Finalmente, los agentes detuvieron a tres personas como presuntas autoras de los delitos contra la salud pública y defraudación del fluido eléctrico.

Los detenidos, sin antecedentes policiales, los hombres pasaron a disposición judicial, mientras la mujer tras ser oída en declaración fue puesta en libertad, no sin antes ser advertida de la obligación de comparecer ante la Autoridad Judicial cuando para ello fuese requerida.

Subir