2 de marzo de 2021 2/3/21

Martínez Dalmau expresa su satisfacción por la suspensión del desahucio a 38 familias de la Pobla de Vallbona

  • El vicepresidente anuncia negociaciones con la propiedad del edificio para conseguir una alternativa habitacional para estas familias

El vicepresidente segundo y conseller de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, Rubén Martínez Dalmau, ha expresado su "satisfacción ante la decisión del juzgado de Llíria de suspender el desahucio a 38 familias que estaba previsto para el próximo miércoles, 9 de diciembre, en la Pobla de Vallbona, una satisfacción compartida con el Ayuntamiento de la localidad y con su alcalde, Josep Vicent García".

Martínez Dalmau ha destacado "la importancia de haber actuado con total celeridad y de manera conjunta y coordinada desde la Generalitat y el Ayuntamiento para demostrar que se trata de familias vulnerables de más de noventa personas que no disponen de alternativa habitacional".

"Ahora, -ha añadido Dalmau-, una vez los jueces han decidido la suspensión, vamos a iniciar un proceso de negociación con el fondo de inversión para buscar alternativas". "La solución pasa por conseguir alquileres sociales o por que la propia Conselleria adquiera directamente el edificio y pueda regularizar los alquileres", ha indicado.

El vicepresidente ha insistido que " desde el Consell se sigue trabajando para que todas las personas tengan garantizado el derecho a la vivienda y no pueda haber ningún desahucio sin una alternativa habitacional".

Trabajo conjunto Generalitat y Ayuntamiento

Desde que llegara a la Dirección General de Emergencia Habitacional el aviso de la situación, a través de representantes de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), tanto dla Conselleria como el Ayuntamiento han estado trabajado conjuntamente para encontrar una solución que no causara perjuicios a las 38 familias afectadas.

En las últimas semanas se han mantenido conversaciones telefónicas, intercambios de correos con la propiedad que concluyeron con una reunión por videoconferencia con los representantes legales de la parte actora.

En la misma les fue reiterada la petición de que fuera facilitada la suspensión con el fin de disponer de entre tres y cuatro meses para poder negociar las soluciones contractuales o conveniales que existen en la Conselleria para alcanzar la solución habitacional a las familias afectadas.

En la citada reunión se expuso la posibilidad de firmar un convenio donde se establecieran alquileres asequibles para las familias y, del mismo modo, se les informó de los mecanismos habilitados para la adquisición de los inmuebles por emergencia, teniendo siempre presente que tanto un convenio como la adquisición son procedimientos administrativos que requieren entre cuatro y siete meses de tramitación.

Por su parte, los servicios sociales del Ayuntamiento de la Pobla de Vallbona aportaron al Juzgado los informes de vulnerabilidad correspondientes. Tras la reunión que tuvo lugar el día 2 de diciembre y, ante la falta de respuesta, desde la Dirección General de Emergencia Habitacional se procedió a reiterar por escrito de nuevo la solicitud de suspensión comunicando al Juzgado de Llíria las actuaciones llevadas a cabo con la parte actora hasta la fecha.

El Juzgado, ante la suspensión solicitada y los informes presentados, ha decretado la suspensión hasta el próximo 8 de febrero. La directora general de Emergencia Habitacional, Pura Peris, también ha expresado su satisfacción por la decisión judicial, y ha subrayado que se trabajará a contrarreloj para poder dar la solución habitacional idónea para las familias.

Subir