28 de noviembre de 2020 28/11/20

Cortina: "Los vecinos del Pouet se niegan a pagar 207.000 euros al Ayuntamiento para urbanizar sus viviendas"

Cortina: "Los vecinos del Pouet se niegan a pagar 207.000 euros al Ayuntamiento para urbanizar sus viviendas" - (foto 1)
  • Aducen que sus parcelas están en suelo urbano consolidado y, por tanto, no están obligados a pagar las obras de urbanización

MÁS FOTOS
Cortina: "Los vecinos del Pouet se niegan a pagar 207.000 euros al Ayuntamiento para urbanizar sus viviendas" - (foto 2)
Cortina: "Los vecinos del Pouet se niegan a pagar 207.000 euros al Ayuntamiento para urbanizar sus viviendas" - (foto 3)
Cortina: "Los vecinos del Pouet se niegan a pagar 207.000 euros al Ayuntamiento para urbanizar sus viviendas" - (foto 4)
Los vecinos de la urbanización el Pouet de la Pobla de Vallbona han presentado unas alegaciones contra la decisión del Ayuntamiento de cobrarles 207.255’74 euros por los trabajos de urbanización de sus viviendas. Los afectados argumentan en sus alegaciones que sus viviendas están construidas sobre suelo urbano consolidado y, por tanto, no están obligados legalmente a pagar las obras de urbanización que comprenden tareas de asfaltado, instalación de la electricidad en sus viviendas o aguas potables, entre otras.

El portavoz del PSPV, Jaume Cortina, lamenta que el ayuntamiento popular “clasifique a los ciudadanos entre los de primera y segunda categoría” y acusa al PP de “querer solucionar un problema que provocaron ellos mismos por su nefasta gestión urbanística que llevaron a cabo durante más de 20 años”. El portavoz socialista añade, también, que las licencias urbanísticas del Pouet se dieron bajo gobierno del Partido Popular y contaban incluso con el informe favorable de la hermana de la alcaldesa.

La docena de casas de esta urbanización carece desde hace más de 6 años de los servicios básicos para su vida cotidiana ya que la constructora abandonó el proyecto antes de instalar la electricidad en las viviendas y asfaltar las calles. A lo largo de este tiempo, los afectados se han visto obligados a conectarse a un contador de obra provisional pese a contar con las licencias del Ayuntamiento y a transitar por unas calles con socavones y piedras tercermundistas.

El equipo de gobierno de la Pobla que preside la alcaldesa Mari Carmen Contelles, del PP, ha rechazado en el pleno municipal las alegaciones que arguyen los propietarios del Pouet, situadas en el área norte del término municipal. Entre las razones aducidas por los propietarios destacan el hecho de que sus propiedades están cimentadas en suelo ya consolidado por el tiempo y la ley urbanística no les obliga a abonar las cuotas de urbanización reclamadas ahora por el ayuntamiento.

Cabe recordar el caso de la urbanización del Cerrao donde el consistorio renovó el pasado año la red eléctrica sin cobrar cantidad alguna a los vecinos ya que se obtuvo una subvención de la diputación de Valencia para sufragarla. Por ello, el Pouet exige un trato similar sin ninguna discriminación ya que cada una de ellas debería abonar más de 15.000 euros por este proyecto de electrificación.

El portavoz del PSPV lamenta la existencia de “decenas y decenas de viviendas y chales esparcidos por todo el término municipal sin tener los mínimos servicios públicos como el alumbrado, el asfaltado, la electricidad o una adecuada red de alcantarillado para evitar agresiones hacia el medio ambiente”. Ante esta situación, ha tenido que ser el gobierno central, a través del plan Zapatero, el que haya invertido más de 600.000 euros en la construcción de colectores de aguas residuales para los chalés del área norte.

 1 comentario
victorx
victorx
25/10/2010 11:10
No voldrà Cortina que paguem la resta?

Cada veí s'ha pagat l'asfalt, portar la llum i l'aigua a sa casa la primera vegada. l'Ajuntament es fa càrrec del manteniment. Cortina vol discriminar? Demana que aquells que ens hem pagat dur la llum a les cases o xalets ara paguem també portar-la a altres cases o xalets a través dels nostres impostos? Doncs que em tornen els 8.000 euros que paguí per portar la llum i l'aigua a la meua caseta.

Subir