2 de diciembre de 2020 2/12/20

La PAH de Camp de Túria no está satisfecha con el resultado del caso de Tomás y Carlota de La Pobla

    Miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de la comarca de Camp de Túria, se han encerrado en la sucursal de Cajamar de la Pobla de Vallbona a primera hora de la mañana de ayer para exigir la dación en pago para Tomás, su mujer Carlota y sus tres hijos. La situación de esta familia es desesperada ya que la subasta de la vivienda tendrá lugar el viernes dia 16 de enero.

    El caso de Tomás y su familia "es bastante sangrante dado que la dación en pago de la vivienda habría cubierto el 100% de la deuda, sin embargo, Cajamar decidió demandarles sin negociar antes de hacerlo, de esta forma arrastran 49.000 euros de costas judiciales. Debido a esta situación Carlota y su hija de 9 años están en tratamiento porque sufren severos trastornos de ansiedad".

    La ocupación de la sucursal, donde se exigía la paralización de la subasta y la posterior firma de la dación en pago, no ha servido para conseguir que el banco acepte, aunque Cajamar ha negociado un acuerdo con el afectado.

    La subasta tendrá lugar en la fecha prevista, sin embargo la entidad bancaria permitirá que Tomás y su familia continúen en su vivienda hasta el próximo 1 de septiembre. Una vez transcurra este plazo, Tomás abandonará la vivenda y comenzará a devolver a Cajamar un crédito de 15.000 euros.

    Esta "subasta pactada", que ha sido acordada de forma verbal con los interlocutores de Cajamar, permite que Tomás se quede sin hipoteca y evite las costas judiciales que serían mucho más elevadas, sin embargo desde la plataforma no están satisfechos del todo con el resultado porque no se ha obtenido un compromiso por escrito por parte de la entidad, además de dejar al afectado con una "mochila" de 15.000 euros.

    Subir