26 de noviembre de 2020 26/11/20

Las plantas de hormigón no podrán seguir comercializando en España sin un certificado específico

Las plantas de hormigón no podrán seguir comercializando en España sin un certificado específico - (foto 1)
  • Hasta hoy, 21 centrales de producción han sido auditadas por algún organismo de control acreditado por ENAC, logrando el correspondiente certificado

  • La asociación lleva trabajando meses para que los fabricantes emprendan el proceso de certificación contemplado en el RD 163/2019

La Asociación Nacional Española de Fabricantes de Hormigón Preparado urge a las plantas de producción de hormigón a emprender el proceso para obtener cuanto antes la certificación obligatoria que les habilitará para continuar con sus actividades en España a partir del 1 de abril de 2021, como así se contempla en la Instrucción Técnica de Control de Producción (Real Decreto 163/2019) que entró en vigor el 1 de julio de 2019. Hasta este momento, solo 21 centrales de producción de las 1.500 que están obligadas a obtener el certificado han sido auditadas por un organismo de control acreditado por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) y han conseguido la certificación.

Esta exigencia recogida en la citada Instrucción es un paso hacia la profesionalización del sector y la búsqueda de excelencia del sector, pero también es la mejor vía para “combatir la competencia desleal”, según subraya el director general de ANEFHOP, Carlos Peraita, quien añade, además, que la Instrucción Técnica es una herramienta excepcional para materializar el “cambio de rumbo y la transformación” que se venía reclamando por parte de los fabricantes desde hace muchos años.

La obligación para las plantas de pasar por una auditoría externa a través de un organismo de control acreditado por ENAC, que es el que otorga la certificación correspondiente, es el modo más efectivo para luchar contra las malas prácticas de algunos operadores del sector, que han venido incumpliendo las exigencias técnicas de la norma EHE-08 en la producción de hormigón sistemáticamente. Asimismo, “ninguna empresa constructora podrá contratar el hormigón a una planta sin certificado a partir de la primavera del próximo año”, resalta Peraita. 

ANEFHOP viene trabajando en el último año para que las plantas de hormigón llamadas a cumplir este Real Decreto logren la certificación cuanto antes, ya que queda poco más de medio año para que se consuma el plazo límite marcado. Pero, además, la asociación es consciente de que para conseguir este objetivo se han de dar una serie de condiciones imprescindibles. En primer lugar, es preciso que las Direcciones Generales de Industria de las diferentes Comunidades Autónomas conozcan a fondo el RD y exijan a las empresas de su región que dispongan del certificado.

En segundo lugar, es muy importante que los organismos de control acreditados por ENAC y que se encargan de la auditoría externa de la planta realicen su trabajo “de la forma más homogénea posible”, garantizando que todos los certificados recogen las mismas exigencias. “ANEFHOP velará porque esos requerimientos legales sean los mismos para todos los afectados por esta instrucción, con independencia del organismo de control que expida el certificado”.

Como tercera condición, está el asegurar el cumplimiento de otros aspectos regulados también en el RD como son la posesión de un software de producción cerrado e inviolable, el control del volumen suministrado, y el control de los objetivos de calidad, entre otros. Es indudable, a juicio de la asociación, que solo así se pondrá fin a las “malas prácticas” realizadas por los competidores desleales.

Finalmente, y aunque hasta el 1 de abril del próximo año, solo sea con carácter informativo, las constructoras estarán obligadas a partir de esa fecha a solicitar el certificado antes de adquirir el hormigón para iniciar el suministro a una obra. Desde ANEFHOP se denunciará firmemente también a aquellas empresas que, pasada la citada fecha, compren hormigón en centrales sin certificado.

Subir