5 de diciembre de 2020 5/12/20

El Plan Integra logra reducir un 72% el absentismo escolar en alumnos con necesidades específicas de adaptación

  • La Conselleria constata el éxito de la iniciativa en los 38 IES que han participado este curso

  • En el 59% de los casos hay una mejora del rendimiento escolar y en el 75% mejora las relaciones con la familia y los docentes

  • El 82% de los 349 alumnos que han seguido el programa continúa en el sistema educativo

La secretaria autonómica de Educación, Concha Gómez Ocaña, ha afirmado que el Plan Integra puesto en marcha por la Conselleria de Educación ha logrado reducir en un 72% el absentismo y el abandono escolar prematuro entre los 349 alumnos con necesidades específicas de adaptación que cursan sus estudios en los 38 institutos de Secundaria que han participado en esta iniciativa durante el curso 2008-09.

Para la responsable educativa, estos datos confirman los obtenidos en el curso 2007-08, cuando se puso en marcha por primera vez esta experiencia piloto, con la participación de 16 centros y 152 alumnos, y demuestran la eficacia del programa para la atención educativa del alumnado al que va dirigido.

“En concreto, -ha explicado- el programa ha logrado incrementar las posibilidades de integración y sociabilidad de estos jóvenes, constatándose una mejora de su rendimiento escolar en el 59% de los casos, lo que amplía las expectativas educativas y profesionales de estos jóvenes”.

Asimismo, el 75% de los alumnos mejoró sensiblemente sus relaciones con la familia y el profesorado, lo que confirma así una mejora en la convivencia escolar.

Otro dato significativo es que el programa Integra ha conseguido que el 82% de los alumnos que lo han seguido continúe en el sistema educativo. Así, un 38% lo hace a través de los Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI), un 33% reingresa en su grupo ordinario, un 17% se integra en un Programa a de Diversificación Curricular, un 4% accede a los Cursos de Formación de Grado Medio de FP mediante prueba y un 8% se incorpora directamente al mundo laboral.

Participación en el programa
Desde la puesta en marcha del programa Integra en el curso 2007-08, un total de 501 alumnos con peligro de abandono escolar se ha beneficiado de las actividades desarrolladas en sus centros escolares para favorecer su integración, en las que han participado 45 centros de Educación Secundaria.

De ellos, 38 IES y 349 alumnos lo han hecho durante el pasado curso 2008-09, de los que 12 son de la provincia de Alicante, 6 de Castellón y 20 de la provincia de Valencia, pertenecientes a 29 municipios (Alicante, Benidorm, Elx, Xixona, Cocentaina, El Campello, Elda, L’Alfàs del Pi, San Vicent del Raspeig, Borriana, Almassora, Betxí, Segorbe, Castellón, Albal, Alberic, Alfafar, L’Eliana, Oliva, Sagunt, Bellreguard, Enguera, Foios, Paterna, Massamagrell, Quart de Poblet, Riba-roja del Türia, Villar del Arzobispo y Valencia).

Asimismo, está previsto ampliar el programa para el próximo curso 2009-2010, dados los buenos resultados obtenidos en los dos años de aplicación experimental de esta iniciativa.

Qué es el Plan Integra
El Plan integra nace de la necesidad de aportar soluciones a los problemas de la convivencia y la adaptación al medio escolar de algunos alumnos con determinadas dificultades, con el fin de mejorar la relación de estos jóvenes con sus compañeros, integrarlos en el sistema educativo con currículos que sean atractivos para ellos y mejorar su inserción en la sociedad, ya sea a través de la incorporación directa en el mercado laboral o mediante la consecución del título de ESO y el paso a la formación profesional reglada.

En este sentido, el objetivo fundamental es adaptar a alumnos con un desinterés manifiesto por las enseñanzas que reciben en los centros de ESO, tratar de identificar cuáles son sus habilidades y orientar su actuación hacia ellas y, además, con unas expectativas en las que el alumno pueda ver una rentabilidad personal, educativa y profesional.

Apoyo al alumnado con dificultades
El Programa Experimental propone la introducción de contenidos formativos diferenciados que respondan a las necesidades específicas del alumnado en riesgo de abandono escolar, y le apoya en su itinerario educativo y en su etapa de transición a la vida activa.

Está dirigido a alumnos de entre 14 y 16 años que presenten, al menos, tres de los siguientes problemas educativos: falta de expectativas de obtener el título de ESO; serias dificultades de adaptación con riesgo de exclusión social o conductas violentas; intención de integrarse en el mundo del trabajo al alcanzar la edad laboral; que provengan de contextos sociofamiliares desestructurados o que presenten absentismo escolar muy acentuado.

Asimismo, el Programa incide en la ESO porque es en este momento cuando se acentúan las diferencias en cuanto a capacidades, intereses, expectativas y preferencias.

Los alumnos que participen en el programa serán propuestos por el equipo docente del centro y pasarán una evaluación psicopedagógica. Además, los padres de estos alumnos autorizarán la participación de sus hijos.

Metodología
El programa garantiza al alumnado unos conocimientos, procedimientos y actitudes básicos que contribuyen a su desarrollo en la vida activa y adulta. Asimismo, tiene como prioridad propiciar la madurez del alumnado.

Gracias a su carácter flexible, se puede adaptar en cada centro, en aplicación de autonomía organizativa y pedagógica, según la realidad y peculiaridad del alumnado y del centro, atendiendo a la implicación de las entidades colaboradores con las que se pueda contar así como a la disponibilidad de recursos e infraestructuras.

El plan tiene un enfoque muy vinculado a la vida y la realidad laboral. Este enfoque práctico, junto con la realización de un currículum adaptado y la implicación y profesionalidad de los equipos directivos y del profesorado que participa en este programa son las claves de su éxito, corroborado a través de los altos niveles de satisfacción tanto de los alumnos como de sus familias.

Subir