28 de febrero de 2020 28/2/20

Las placas solares de FGV han producido 1.380.085 kwh en sus seis primeros meses de funcionamiento

Las placas solares de FGV han producido 1.380.085 kwh en sus seis primeros meses de funcionamiento - (foto 1)
  • Los paneles instalados en los talleres han evitado ya la emisión de 1.400 toneladas de CO2 a la atmósfera

  • La energía producida será a fin de año equivalente a la consumida por 1.000 hogares

  • El ahorro en la factura energética de Ferrocarrils superará el millón de euros en cada ejercicio

La instalación de paneles solares en las cubiertas de los talleres de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) ha permitido la producción de 1.380.085 kilowatios hora (kwh) en los seis primeros meses de funcionamiento, lo que equivale a dejar de emitir, de octubre a abril, 1.400 toneladas de CO2 a la atmósfera.

La energía solar fotovoltaica basa su funcionamiento en transformar la energía del sol, inagotable y limpia, en energía eléctrica. La luz solar, al incidir en las células de los paneles de silicio, se transforma en dicha energía. La corriente continua generada por los módulos se transforma en corriente alterna en el inversor y el transformador eleva el voltaje hasta el nivel de tensión de la red eléctrica a la que se exporta.

FGV, de acuerdo con su Declaración de Sostenibilidad que fija la optimización de los consumos energéticos y el compromiso de emplear energía renovable para disminuir las emisiones contaminantes a la atmósfera, acabó de instalar en septiembre de 2008 un total de 10.400 paneles solares fotovoltaicos en las cubiertas de los talleres de la empresa, situados en Valencia (Machado, Tarongers y València Sud) y Alicante (El Campello), que se conectaron y comenzaron a producir energía en el mes de octubre.

Dicha instalación se ha realizado sobre una superficie de 18.000 metros cuadrados, lo que supone la mayor instalación de placas fotovoltaicas situadas en cubiertas industriales en la Comunidad Valenciana y una de las mayores de España de carácter público.

En concreto, la instalación de València Sud ha producido 572.120 kwh, la de El Campello 345.932, las de Machado 270.970 y la de Tarongers 191.063 kwh. La suma alcanza los 1.380.085 kilowatios hora en los seis primeros meses de funcionamiento, que hay que señalar que son los de menos radiación de luz solar, lo que permite afirmar que, con estos datos obtenidos hasta ahora, se alcanzará con normalidad los objetivos previstos para el conjunto del año 2009, concretados en superar los 3.000.000 kwh, lo que equivale al consumo de más de mil viviendas.

Además, se calcula que la citada producción de energía, cuya potencia alcanzará los 2.000 kw, tendrá su consecuencia ecológica en la no emisión de 3.500 toneladas de CO2 a la atmósfera al año.

Inversión rentable
La actuación de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana, presupuestada en 10.141660,62 euros y que se amortizará en una década cuando la vida media de los paneles es de 25 años, supondrá para FGV un ahorro anual de 1,3 millones de euros en la factura eléctrica.

La adjudicación de esta actuación se ha llevado a cabo por lotes. El suministro e instalación de placas solares fotovoltaicas en los talleres de la red de Metrovalencia ha ascendido a 6,8 millones de euros, mientras que en los talleres de El Campello en Alicante la colocación de estas placas ha conllevado una inversión de 3,2 millones de euros.

Compromiso con el desarrollo sostenible
Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana tiene un decidido compromiso por el desarrollo sostenible, que se ha concretado en la elaboración de distintas acciones enmarcadas en la Declaración de Sostenibilidad y en la adhesión a la Carta de Sostenibilidad de la Unión Internacional de Transporte Público (UITP).

La propia actividad de FGV en Valencia y Alicante supone un ahorro anual en emisiones de CO2 a la atmósfera que supera ya las 55.000 toneladas al año.

Según un estudio elaborado por la Universidad de Karlsruhe (Alemania) y la consultora suiza Infras, el servicio de Metrovalencia y el TRAM de Alicante permite ahorrar cerca de 65 millones de euros al reducir los desplazamientos en vehículos privados y en concepto de externalidades (contaminación atmosférica, cambio climático, congestión urbana, ruidos, seguros, accidentes, etcétera).

Subir