2 de marzo de 2021 2/3/21

Pilar Collado: "Un diagnóstico precoz ayuda a establecer y desarrollar acciones que mejoren la calidad de vida de las personas con autismo"

  • El Trastorno del Espectro Autista (TEA), que afecta a un 0'6% de la población infantil, ha aumentado su incidencia en las dos últimas décadas

  • Se han formado ya grupos de trabajo en la Comisión Interdepartamental para la Coordinación y la Atención Integral de las personas con Autismo, que el Consell creó "para realizar iniciativas multidisciplinares que respondan a las necesidades del colectivo"

  • Bienestar Social destina 3'6 millones de euros para el mantenimiento de 5 centros específicos para personas con autismo con 165 plazas

La directora general de Personas con Discapacidad y Dependencia, Pilar Collado, ha señalado que un diagnóstico precoz del autismo "es fundamental para la puesta en práctica de intervenciones educativas y conductuales, que incidan en la mejora del pronóstico y calidad de vida de las personas afectadas, y contribuye a potenciar la integración social del colectivo".

Collado ha resaltado el apoyo que desde la Generalitat "se presta a todos aquellos colectivos que tienen dificultades para su integración social como son las personas con autismo, y por extensión a las asociaciones que a través de la suma de sus esfuerzos luchan por lograr soluciones y respuestas a esos problemas".

La directora general ha visitado la mesa de sensibilización que, con motivo de celebración hoy del Día Mundial del Autismo, ha organizado ASPAU (Asociación Proyecto Autismo) y APNAV (Asociación Valenciana de Padres de Autistas).

"Esta celebración -ha asegurado Collado- nos ofrece la posibilidad de sensibilizar a toda la sociedad, ofreciendo una visión del autismo más positiva y alejada de estereotipos que propicie el apoyo, la atención y la protección que necesitan y su plena incorporación en la sociedad".

En este sentido, ha destacado la labor que realizan las asociaciones de la Comunidad Valenciana dedicadas a mejorar la calidad de vida de los niños y adultos con Trastorno del Espectro del Autismo (TEA), y ha asegurado que por parte de la conselleria de Bienestar Social "van a encontrar siempre con nuestro apoyo y reconocimiento, ya que gracias a su esfuerzo y trabajo constante podemos conocer de primera mano sus necesidades y poner a su disposición todos los recursos necesarios para satisfacerlas".

Asimismo, ha insistido en la importancia "de llevar a cabo políticas transversales en materias educativas, sanitarias, laborales y sociales que se ajusten a las necesidades de las personas con TEA", y ha recordado que "la Comisión Interdepartamental para la Coordinación y la Atención Integral de las personas con Autismo, creada por el Consell, está trabajando para dar respuesta a las demandas del colectivo, de hecho se han constituido ya grupos de trabajo establecer acciones multidisciplinares".

El objetivo de la Comisión es el estudio, análisis y elaboración de propuestas de coordinación para la asistencia, el tratamiento y la atención de las personas con autismo y sus familias.

Centros y plazas
El pasado año la Conselleria de Bienestar Social financió con 3'6 millones de euros el mantenimiento de centros para personas con autismo que hay en la Comunidad Valenciana, y los programas que desarrollan desde las asociaciones. Concretamente, existen 5 centros específicos para personas con autismo con un total de 165 plazas. Además, en los 31 Centros de Atención Temprana distribuidos en las tres provincias también se ofrece atención personalizada e individualizada a los niños con autismo que acuden a ellos.

El autismo es un trastorno permanente del desarrollo del sistema nervioso y funcionamiento cerebral, que afecta a la forma en que una persona interpreta su entorno, lo que ve, oye y toca, dificulta su comprensión, uso del lenguaje y relaciones, imaginación y juego.

Según algunos estudios, es un trastorno que se presenta de forma cada vez más frecuente, afectando a un 0'5% de la población infantil, habiendo pasado en apenas dos décadas de registrarse un caso por cada 2.500 nacimientos, a un caso por cada 150 nacimientos.

Subir