28 de febrero de 2021 28/2/21

El GPP pide el aumento de psicólogos clínicos en la sanidad valenciana para atender la demanda

    El Grupo Parlamentario Popular en Les Corts ha presentado una iniciativa parlamentaria en la que insta al Consell a aumentar el número de psicólogos clínicos en la red sanitaria valenciana para poder atender la demanda de los ciudadanos.

    Así lo ha explicado la Síndica popular, Isabel Bonig, quien también ha trasladado esta iniciativa al Colegio de Psicólogos de la Comunitat Valenciana, en una reunión mantenida hace unos días. En el encuentro también estuvieron la portavoz adjunta popular Mª José Català y la portavoz de Sanidad del GPP, Remedios Yáñez.

    En la propuesta del GPP se recuerda que en torno al 33% de las consultas que se realizan en atención primaria están relacionadas con algún problema de tipo psicológico, como ansiedad, estrés y depresión. “Además, la necesidad de atención psicológica es percibida por los usuarios del sistema de salud complementaria a las prestaciones médicas que reciben, en circunstancias tales como procesos oncológicos, al enfrentarse al diagnóstico de una enfermedad degenerativa o a procesos terminales”, ha señalado Bonig.

    Actualmente, en España hay menos de cinco psicólogos por cada 100.000 personas, una media similar en la Comunitat Valenciana, por lo que desde el GPP se considera relevante un incremento. “Un objetivo fundamental del sistema valenciano de salud debería ser el de mejorar el acceso de los valencianos a los servicios de psicología clínica en programas de trastorno mental severo, así como también en ámbitos como en los centros de Atención Primaria, en unidades de Oncología y Unidades de Dolor”, ha indicado la Síndica popular.

    La iniciativa señala que actualmente los trastornos mentales se medicalizan en exceso con tratamiento farmacológico, y resultaría más efectivo e incluso más barato para el sistema abordar los problemas de salud mental desde una perspectiva conjunta, que combine el tratamiento médico con las intervenciones psicológicas.

    “La efectividad de los tratamientos psicológicos disminuye la necesidad de psicofármacos, evita que algunos trastornos se conviertan en crónicos, impide el colapso de los servicios de Atención Primaria y reduce las bajas laborales causadas por enfermedades como la depresión. Además, cabe destacar que según la OMS, una de cada diez personas sufre algún trastorno de salud mental”, se recoge en la propuesta del Grupo Popular.

     

    Subir