25 de mayo de 2020 25/5/20

Los Reyes de Oriente llegan a Picassent y recorren las calles repartiendo magia e ilusión

Los Reyes de Oriente llegan a Picassent y recorren las calles repartiendo magia e ilusión - (foto 1)
  • Miles de niños y niñas han esperado la llegada de Sus Majestades en la plaza del Ayuntamiento

  • Posteriormente, ha tenido lugar la cabalgata con una gran participación de varios colectivos y asociaciones del municipio

La tradicional cabalgata de Reyes ha creado de nuevo una gran expectación en las calles del municipio en una noche donde la magia lo inunda todo y la ilusión se ve reflejada a los rostros de los más pequeños. Melchor, Gaspar y Baltasar han llegado sobre sus camellos a la plaza del Ayuntamiento donde han procedido a la adoración del niño Jesús en el Belén y han dado la mano a todos aquellos niños y niñas que se han acercado. Posteriormente, desde el balcón del consistorio, la alcaldesa les ha dado la bienvenida y les ha hecho entrega de la llave mágica, aquella que abre todas las puertas de las casas de Picassent. Finalmente, los tres Reyes han remarcado en sus respectivos discursos la importancia de quererse mucho, compartir y portarse bien.

A continuación, se ha iniciado la cabalgata por su itinerario habitual y en la cual los pequeños han podido disfrutar viendo sus personajes infantiles preferidos, criaturas fantásticas de muchos colores y dragones gigantes que se movían al son de la música. Cerrando la cabalgata, los tres reyes de Oriente, que desfilaban acompañados de un gran séquito real. Muy importante destacar la gran participación de los colectivos picassentinos, que un año más han formado parte de esta cabalgata amenizándola y poniendo en valor el tejido asociativo del pueblo.

"Año tras año nos esforzamos para que esta noche sea inolvidable para los niños y niñas que acuden a ver con ilusión a los Reyes de Oriente. Y la respuesta tanto de los colectivos como del público asistente siempre es espectacular y esto es de agradecer", afirma la alcaldesa, Conxa Garcia.

Subir