25 de febrero de 2020 25/2/20

CSI·F exige un refuerzo urgente de 120 empleados para cubrir área sanitaria, social y módulos en la cárcel de Picassent

    El sindicato CSI·F exige a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias que refuerce con 120 empleados públicos más la cobertura en módulos y la atención sanitaria y social en el Centro Penitenciario Antonio Asunción, ubicado en el término de Picassent. La central sindical considera que la situación actual de escasez de plantilla se agrava con la falta de plazas en el concurso de traslados, lo que aumenta el riesgo de incidentes.

    La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI·F) explica que mientras que la población reclusa no ha descendido y ronda las 2.300 personas, la plantilla de funcionarios, con alrededor de 900 efectivos, se ha ido reduciendo en los últimos años debido a jubilaciones no cubiertas, traslados y a la escasa oferta de empleo público.

    El sindicato relata que esta situación conlleva un deterioro de los servicios y que algunos módulos sean controlados por únicamente dos empleados públicos. La central sindical señala que el propio Ministerio reconoce un déficit de 50 efectivos para interior en Picassent, cifra que el sindicato considera en la práctica superior y eleva a 80. Esta carencia de personal se extiende a áreas como la sanitaria, donde faltan 30 efectivos, sobre todo de auxiliares de enfermería, o trabajadores sociales, donde necesitan diez empleados más.

    CSI·F apunta que la situación se agrava debido a la falta de plazas en la última convocatoria del concurso de traslados, y empeorará con la finalización en breve de la labor de los prácticos. El sindicato pide al Ministerio que destine un número adecuado de prácticos de la próxima promoción a Picassent. También alerta de que la escasez de personal constituye un caldo de cultivo para incidentes. Recuerda los 525 registrados el pasado año y las agresiones ocurridas la pasada semana en Villena y Albocàsser.

    Subir