elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

Más del 80% de personas con apnea del sueño no están diagnosticadas

Más del 80% de personas con apnea del sueño no están diagnosticadas
  • La prueba de referencia para establecer el diagnóstico del SAHOS (síndrome de apnea/hipopnea obstructiva del sueño) es la polisomnografía nocturna (PSG)

  • La endoscopia del sueño pretende encontrar el punto o los puntos de bloqueo de la vía respiratoria responsables de la apnea o el ronquido

  • Con el diagnóstico integral ya se valora la mejora a través de medidas posturales e higiénicas, el dispositivo de presión continua positiva en las vías respiratorias CPAP, avance mandibular o cirugía

Según un estudio de la Sociedad Española del Sueño (SES), se estima que existen entre cinco y siete millones de personas que sufren apnea del sueño y más del 80% no están diagnosticadas. Estas pausas u obstrucciones respiratorias provocan una disminución de la cantidad de oxígeno e incremento de anhídrido carbónico en sangre, despertares no conscientes que generan fragmentación en la continuidad del sueño y  reducen el número  de fases  profundas del mismo.

Según la doctora Maribel Andrés, responsable de la unidad de neurofisiología y unidad de sueño del Hospital Vithas Castellón, “la consecuencia más inmediata y objetivable, es la disminución de un sueño reparador que conlleva excesiva somnolencia diurna, cansancio, trastornos de conducta, alteraciones cardiovasculares o metabólicas. Existe una elevada relación de causalidad entre estos trastornos y enfermedades como la cardiopatía isquémica, así como con   el incremento  de accidentes de tráfico y el absentismo laboral ”.

Por esta razón, es muy importante el diagnóstico clínico e integral a través de la prueba de referencia para establecer el diagnóstico del SAHOS (síndrome de apnea/hipopnea obstructiva del sueño) que es la polisomnografía nocturna (PSG), complementada con una endoscopia del sueño.  

“La polisomnografía se basa en el registro de una serie de variables neurofisiológicas, respiratorias y cardíacas que nos permiten conocer la cantidad y la calidad del sueño, así como la repercusión de las apneas e hipopneas en el sueño”, comenta la especialista. La presencia de un número anormal de apneas/hipopneas durante el sueño asociado con síntomas relacionados con la enfermedad, establece el diagnóstico de SAHOS y permite valorar y cuantificar la gravedad para determinar las soluciones adecuadas.

La prueba idónea que complementa la polisomnografía nocturna es la endoscopia mediante sedación inducida o somnoscopia que permite establecer un diagnóstico integral de los problemas obstructivos relacionados con el sueño, principalmente el ronquido y el síndrome de apnea del sueño.

Tal como explica la doctora Virginia Barrios, otorrino del Hospital Vithas Valencia 9 de Octubre, “la prueba consiste en la inducción de un sueño corto (menor de 20 minutos) mediante fármacos que permite asimilar los resultados obtenidos de manera fiable al sueño natural. En esta prueba se pretende encontrar el punto o los puntos de bloqueo de la vía respiratoria responsables de la apnea o el ronquido” y agrega que “exploramos mediante una fina cámara de 4 mm la vía aérea e identifica de manera directa los puntos de vibración (ronquido) y los puntos de obstrucción (apnea) evaluando la posibilidad de mejora de los mismos bien a través de medidas posturales e higiénicas, CPAP, avance mandibular o cirugía”.

Subir