22 de septiembre de 2020 22/9/20

El Ayuntamiento trabaja ya en el nuevo plan de usos del antiguo consultorio médico

El Ayuntamiento trabaja ya en el nuevo plan de usos del antiguo consultorio médico - (foto 1)

    El equipo de gobierno, en su primera reunión semanal de coordinación entre concejalías posterior a la apertura del nuevo centro de salud, ya ha tratado el cronograma de actuaciones para el aprovechamiento del edificio que alojaba hasta el pasado lunes los servicios sanitarios en la localidad.

    Se trata de un inmueble de titularidad municipal, cuenta con dos plantas, un patio trasero y dos accesos en una ubicación privilegiada junto al puerto pesquero y a la entrada al Casco Antiguo.

    "Nuestra voluntad es seguir destinando a usos sociales este edificio" ha asegurado el alcalde, Andrés Martínez, tarea en la que hace meses que están trabajando conjuntamente la concejalía de Bienestar Social, el área de Urbanismo y la de Servicios.

    Tras realizar una auditoría pormenorizada del estado de todas las instalaciones y un inventario, la Brigada Municipal de Obras y Servicios iniciará los trabajos necesarios para proceder a las obras de adecuación y mejora.

    Para ello, la concejala del área, María Jesús Albiol, ha previsto en el proyecto de presupuestos para 2017 una partida para la citada reforma. El objetivo de esta inversión es trasladar allí el actual servicio de la Unidad de Respiro, donde " en un futuro próximo, podría alojare un Centro de Día con todos los servicios de voluntariado complementarios, convirtiendo este enclave en el centro dedicado a usos sociales de referencia en la localidad" ha asegurado Albiol.

    La Unidad de Respiro funciona en Peñíscola desde el pasado mes de marzo en las dependencias de los Servicios Sociales municipales. Siendo ésta un recurso público destinado a personas mayores con problemas de discapacidad física o en fase inicial de deterioro cognitivo, su finalidad primordial es proporcionar una atención integral, dinámica e individualizada, de carácter social y de apoyo familiar, con el fin de mejorar su autonomía personal y permitir que continúen en su entorno habitual.

    El equipo de la Unidad de Respiro está formado por la psicóloga cuidadora, y un voluntario, bajo la supervisión de la trabajadora social especializada en materia de dependencia con la que cuentan los Servicios Sociales municipales.

    Subir