4 de diciembre de 2020 4/12/20

El Ayuntamiento de Peñíscola da respuesta a la petición vecinal de mejorar la accesibilidad del puente sobre el Ullal

El Ayuntamiento de Peñíscola da respuesta a la petición vecinal de mejorar la accesibilidad del puente sobre el Ullal - (foto 1)

    Tras la aprobación definitiva del presupuesto municipal para 2016 el pasado mes de diciembre, el área de Urbanismo ha iniciado los trabajos para llevar a cabo una de las obras que contemplan las cuentas generales del consistorio para esta anualidad, la mejora de la accesibilidad del puente sobre el Ullal de l’Estany ubicado frente al edificio sociocultural.

    Tras recibir diversas quejas de los usuarios, el área técnica del departamento procedía al estudio de la estructura y la redacción de un proyecto técnico con propuestas para la solución a la problemática del puente. Tras la consignación presupuestaria, el concejal delegado del área, Romualdo Forner, ha solicitado ya a los servicios administrativos se arranque el procedimiento de licitación con el objetivo de disponer de la mejora ejecutada antes del mes de mayo y el inicio de la temporada turística. El alcalde, Andrés Martínez, ha conocido las mejoras en la estructura junto al edil en una visita en la que han podido comprobar las acciones que prevé el proyecto técnico. “Tras la mejora y rehabilitación de uno de los puentes a través del Plan de Accesibilidad del Plan de Competitividad del destino turístico, procedemos a acometer una nueva mejora en este entorno; necesaria y muy requerida por la multitud de usuarios que emplean este puente como paso de un lado al otro del Ullal”, ha explicado.

    La mejora se realizará en madera, integrada en el entorno

    Cuando se construyó al puente, tal y como reza el proyecto técnico, se solucionó el paso con escalones de tabicas y huellas irregulares, y diferentes materiales. No existen rampas y la altura de los escalones hace que sean incómodas para todo tipo de público.

    Las rampas accesibles deben salvar en la escalera este una altura mayor a un metro y en la oeste superior a 60com; la gran longitud de la rampa obliga pues a construir un rellano.
    Será preciso rellenar el tramo de escaleras existente, y construir uno nuevo en el lateral de la rampa. Este relleno servirá como arranque de la misma.
    Teniendo en cuenta el entorno natural y que los puentes son de madera, se ha optado por una solución también de madera, aportando una estética más cálida y más adecuada por ser menos agresiva.
    Se repite el diseño de las pasarelas instaladas en El Prat, como continuidad estética en una zona que, aunque se encuentre en un entorno totalmente urbano, forma parte de la Zona Húmeda protegida.
    Por lo tanto, se continuarán las rampas de los puentes hasta llegar a las aceras formando rellanos de 1’80 m de anchura mínima. Las rampas tendrán una anchura de 1’80m y los rellanos intermedios de descanso, serán de 1’50 m de longitud.
    Las pasarelas serán de madera de iroko y el pavimento será de tablón estriado antideslizante.
    La barandilla, a ambos lados, irá formada por pies derechos, pasamanos, largueros horizontales y aspas.
    En toda la longitud de la pasarela, a ambos lados, se colocará un rodapié continuo que sirva de guía a las personas con visibilidad reducida.
    Toda la tornillería será de material galvanizado.
    Las escaleras también se construirán de madera de iroko para mantener la estética del conjunto, con las mismas características que la rampa en cuanto a secciones de tablas, diseño de pavimento, pasarelas etc. El coste de la inversión previsto en el proyecto es de 39.309,27€.

    Subir