1 de diciembre de 2020 1/12/20

La Universitat Jaume I utilizará una plataforma de gestión de servicios bibliotecarios de nueva generación

  • Las bibliotecas de las universidades públicas valencianas han realizado por primera vez una contratación conjunta para trabajar con la misma herramienta de gestión

La Universitat Jaume I, junto en la Universitat de València, la Universitat d'Alacant y la Universidad Miguel Hernández, ha firmado un contrato conjunto de suscripción a la plataforma de servicios bibliotecarios Alma, de la empresa Ex-Libris. Alma es una plataforma de servicios de nueva generación que representa una evolución hacia nuevas formas de gestión y, sobre todo, a una mayor integración de funciones. Está especialmente diseñada para agrupar recursos, electrónicos e impresos, con garantía de robustez y eficiencia. Esto permitirá a la Biblioteca de la UJI ofrecer un mejor servicio a toda la comunidad universitaria, sin olvidar las funcionalidades del anterior catálogo. También facilitará las tareas de los bibliotecarios y bibliotecarias al mejorar los flujos de trabajo, puesto que permite manejar de manera efectiva la gestión de las colecciones universitarias, tanto impresas como digitales.

En el caso de Universitat Jaume I, Alma sustituirá al software de gestión bibliotecaria Millennium, que ha dado servicio a la institución durante diez años. El proceso de migración e implementación empezará el mes de noviembre y acabará entre junio y julio de 2020.

La Universitat Politècnica de València ya utiliza este nuevo sistema y, por lo tanto, a lo largo de 2020 todas las bibliotecas universitarias públicas valencianas trabajarán con la misma plataforma de gestión. Esta es la primera vez que las bibliotecas universitarias públicas valencianas afrontan una contratación conjunta, un hecho importante desde el punto de vista económico y tecnológico, que ayudará a estrechar la relación de colaboración entre ellas. Esta acción es el primer paso para la futura creación de un consorcio de bibliotecas universitarias públicas valencianas que permita, entre otras cosas, disponer de un catálogo colectivo propio y continuar por este camino de colaboración en otros ámbitos, como por ejemplo la contratación de recursos bibliográficos o la formación del personal bibliotecario.

Subir