4 de diciembre de 2020 4/12/20

El PP pronostica que Castellón alcanzará los 80.000 parados en 2011

El PP pronostica que Castellón alcanzará los 80.000 parados en 2011 - (foto 1)
  • Hasta 30.000 desempleados viven en hogares con todos sus miembros en paro

  • 23.000 parados castellonenses no tienen ninguna prestación

  • Un tercio de los ayuntamientos de Castellón tendrá problemas para pagar a sus trabajadores

El PP de Castellón pronostican que el año que viene, la provincia alcanzará los 80.000 desempleados. Ésta fue una de la conclusiones alcanzadas en la reunión de la Comisión de Economía y Empleo del Partido Popular, presidida por la secretaria general del PPCS, Marisol Linares, y el adjunto a la presidencia, Javier Moliner, y coordinada por el economista y diputado nacional Miguel Barrachina, con el objetivo de evaluar las perspectivas económicas para el próximo año.

En la reunión de la comisión en la que intervinieron, entre otros, el secretario ejecutivo de Empleo, Oscar Clavell, el de Economía, Juanjo Pérez Macián, y la senadora Araceli Péris, participaron miembros de diversos colectivos, representantes de sindicatos, de trabajadores autónomos, empresarios y profesionales que coincidieron en el negativo pronóstico.

El diputado nacional Miguel Barrachina afirmó que “en Castellón, con el PSOE en el gobierno de España, que tiene competencia exclusiva en materia económica, se ha pasado del pleno empleo a liderar el aumento del paro en España, multiplicándose por seis su número, de 12.000 desempleados a casi los 72.000 actuales”.

En el encuentro se ha estimado que “las nuevas medidas del gobierno, que entrarán en vigor en enero, como la supresión parcial de la deducción por compra de vivienda, así como las ayudas al alquiler, que se suman al alza en el IVA, reducirán aún más la demanda de vivienda y, consecuentemente, del azulejo lo que sumado a la paralización de las principales infraestructuras como AVE, desdoblamiento de la N-340 y autovía de La Plana hacia el norte, elevarán el número de desempleados por encima de los 80.000 castellonenses. Estos datos sumen a la provincia en un nivel de pobreza desconocido hasta ahora”, según el diputado nacional Miguel Barrachina.

El número de parados, según el INEM, es de 58.678 lo que supone 4.111 más que el pasado año, pero los datos reales únicos aceptados por la Unión Europea son los correspondientes a la encuesta de Población Activa que eleva a 71.800 el número de desempleados en Castellón, lo que representa el 23,93% de la población activa.

Borrachina afirmó que “esto supone multiplicar por seis el número de desempleados, haber pasado desde marzo de 2004 con el PP y una tasa de paro del 4%, considerada la tasa natural de desempleo o pleno empleo, hasta el actual 23.93%. Y en términos absolutos, de menos de 12.000 desempleados a casi 72.000, lo que representa la escandalosa cifra de 60.000 parados nuevos con Zapatero que, lamentablemente, será superada según nuestra previsión”.

Con los datos ofrecidos por el último Boletín del Banco de España, Miguel Barrachina estimó en la comisión de economía y empleo del PPCS que “más de 23.000 parados castellonenses no tienen ninguna prestación y hasta 30.000 desempleados viven en hogares con todos sus miembros en paro”.

“Resulta preocupante también que hasta un tercio de los ayuntamientos de Castellón tendrá problemas para pagar a sus trabajadores en el año próximo, debido a la acción conjunta de varias medidas de Rodríguez Zapatero. Los incumplimientos, del gobierno socialista con las entidades locales y su financiación están desembocando en una situación difícilmente sostenible para hacer frente tanto al pago de nóminas como de proveedores”, afirma Borrachina.

El diputado recuerda el compromiso que el presidente del gobierno, Rodríguez Zapatero, adquirió en las elecciones de 2004. “Se comprometió a elaborar un nuevo modelo de financiación local, más justo y estable, que garantizase la suficiencia financiera, el equilibrio y la convergencia territorial, la autonomía y la estabilidad de las haciendas locales". Esta medida trajo como consecuencia suprimir barreras al endeudamiento, derogar la norma de estabilidad presupuestaria que había promulgado el Partido Popular, llevar a los ayuntamientos a elevar su endeudamiento para ahora, y en el peor momento anunciar la prohibición de nuevos préstamos para 2011.

La situación para los ayuntamientos de la provincia se agrava por la caída en la recaudación de impuestos y la obligación de tener que reintegrar las liquidaciones negativas de los ejercicios de 2008 y 2009, derivadas de unas malas previsiones recaudatorias del gobierno central; con la dificultad añadida de que hasta un 30% del gasto de los municipios corresponde al ejercicio de competencias impropias o, como ocurre con la Ley de Dependencia, les fueron atribuidas sin financiación.

Barrachina destacó que “el resultado para los municipios españoles y, por tanto, castellonenses, tras seis años y medio de Gobierno Socialista es que nada de lo prometido se ha puesto en marcha e, independientemente del color político, el ejecutivo central va a llevar a los ayuntamientos en 2011 a una situación agónica”.

Subir