23 de febrero de 2020 23/2/20

El presidente provincial inaugura mañana el Parque Minero del Maestrat y el Centro de Hidroterapia de Benassal

    El presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, y el presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, inaugurarán mañana, a partir de las 10.30 horas, el Parque Minero del Maestrat. Una histórica red subterránea formada por Mina Victoria y Mina Esperanza en los municipios de Culla y la Torre d'en Besora a cuya dinamización turística la institución provincial ha destinado 100.000 euros. Dos cavidades unidas que en conjunto suman 1,68 kilómetros de extensión y cuyos orígenes documentales se remontan a 1940 y a los más de 150 mineros que llegaron a trabajar en ellas. La Diputación de Castellón ha ratificado el compromiso institucional por impulsar este recurso turístico, único Parque Minero con estas características de toda la Comunidad Valenciana, que ya cuenta en Mina Esperanza con un museo minero de 300 metros cuadrados de exposición.

    Gracias al apoyo provincial se ha podido llevar a cabo la construcción de un mirador, la pavimentación de un sendero y la dotación de un tren minero que una las dos explotaciones. Actualmente, se ha recuperado parte de las cavidades a través de un itinerario de interpretación, el cual servirá al turista para conocer como funcionaba una de las minas más importantes de la Comunidad Valenciana. El recorrido guiado, de hora y media de duración, permite al visitante la simulación de una explosión en el interior de la mina o la demostración de una extracción.

    Los primeros documentos sobre la explotación de Mina Esperanza datan de 1940, cuando un importante número de trabajadores de Torre d’En Besora y Culla, así como de otras localidades cercanas como Albocàsser o Atzeneta, se dedicaban a la extracción de la materia prima que posteriormente era transportada hasta la fábrica de Sagunto, perteneciente a los Altos Hornos de Vizcaya. En un breve periodo de 30 años la actividad minera atravesó momentos de apogeo, en los que se convirtió en una de las principales fuentes de ingresos locales, y otros de decadencia, que desencadenaron en el cierre de Mina Esperanza en 1965, a causa del incremento de los costes de distribución.

    Con esta actuación se confirma el impulso al turismo de interior por parte de la institución provincial que vivirá también mañana otro importante acontecimiento con la inauguración del Centro de Hidroterapia de Benassal. El acto comenzará a partir de las 12.00 horas. Con un presupuesto de 6,4 millones de euros, financiado por la Agencia Valenciana de Turismo y la Diputación de Castellón (con 2, 7 millones euros cada uno), y el resto por la empresa que gestiona el Balneario, el nuevo edificio cuenta con dos plantas de sótano y dos plantas sobre rasante, y aprovecha los desniveles del terreno para acceder a ellas.

    El Centro de Hidroterapia comprende una serie de instalaciones que posibilitan la oferta de un variado conjunto de servicios, tales como descanso, antiestrés, hipertensión, insuficiencia venosa, puesta en forma, rehabilitación, relax, salud, sistema cardiovascular, sistema circulatorio y/o tratamiento de espalda, que se podrán disfrutar de forma aislada e individualizada o formando parte de programas específicos.

    Subir