elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

El PPCS exige a Ximo Puig el control del 'cotonet' para evitar la ruina de las familias que viven de la citricultura en Castellón

El PPCS exige a Ximo Puig el control del 'cotonet' para evitar la ruina de las familias que viven de la citricultura en Castellón
  • La presidenta provincial del PPCS, Marta Barrachina, ha acordado con los agricultores castellonenses la solicitud de seis medidas para combatir la plaga del “cotonet”

  • El PPCS está presentando en la Diputación y en los ayuntamientos una iniciativa para que la Consellería adopte medidas urgentes y eficaces contra el ‘cotonet’

La presidenta provincial del Partido Popular de Castellón, Marta Barrachina, anuncia que ya se ha activado la presentación en los  ayuntamientos de la provincia, empezando por la propia Diputación, de una iniciativa, “para proponer soluciones y exigir a la Generalitat Valenciana que, de una vez por todas, tome las medidas necesarias para proteger a nuestros campos y a nuestros cultivos de la plaga del cotonet, que está suponiendo pérdidas millonarias en el sector citrícola”.

Marta Barrachina asegura que la citricultura “es el orgullo de nuestra provincia” y un sector “sinónimo de empleo y riqueza”. Y el cotonet se ha convertido “en una de las plagas más graves que ha sufrido nuestro campo en las últimas décadas por culpa de la dejadez del PSOE en Madrid y del PSOE y Compromís en Valencia, ya que no han tomado las medidas necesarias, como si han hecho otros países de nuestro entorno, como es el caso de Italia. Por este caos en la gestión, los agricultores de la provincia de Castellón no pueden luchar contra la propagación de la plaga por todos municipios de la provincia como hacían en años anteriores, todas las alternativas propuestas por la Conselleria han fracasado. Los agricultores se encuentran absolutamente desamparados porque no tienen herramientas con las que defender sus intereses”.

La superficie afectada en la Comunitat Valenciana por la plaga se estima en 20.000 hectáreas repartidas fundamentalmente por las comarcas de Los Valles en el Camp de Morvedre y la Plana Baixa en la provincia de Castellón, con afectaciones que alcanzan el 100% de los árboles de la explotación y pérdida total de la cosecha. El riesgo de que la plaga se extienda a otras zonas citrícolas de la Comunitat Valenciana y comunidades autónomas vecinas es muy elevado.

Además, desde el propio Ministerio de Agricultura se ha confirmado que no hay fondo para la investigación contra el cotonet.

Y las soluciones deben llegar “escuchando al sector”. Precisamente lo que ha hecho el PPCS, con su líder a la cabeza, Marta Barrachina, que la pasada semana se reunía con empresarios, agricultores y sindicatos agrarios al objeto de “tomar nota de todas sus demandas y convertirlas en una propuesta que permita aportar soluciones”.

“Queremos evitar a toda costa una segunda campaña dramática para la agricultura y para ello es urgente habilitar medidas que den soluciones desde ya”.

Las iniciativas presentadas por el PP contemplan en primera instancia medidas fitosanitarias para frenar la expansión del 'cotonet' y el uso de metil-clorpirifos que, de forma excepcional, hagan viable el control de la plaga. Y en paralelo proceder a la cría y suelta masiva de predadores biológicos que eviten una segunda campaña dramática. Además un plan de ayudas para el ejercicio 2022 que debe contemplarse en el próximo presupuesto del Consell. “Este sector es vertebral para Castellón. Y aunque el PSOE lo castigue e ignore, desde el PP vamos a seguir luchando por defenderlo, porque merece la pena trabajar para poner en valor el sacrificio y el esfuerzo de quienes son nuestro orgullo: los agricultores”.

Subir