29 de septiembre de 2020 29/9/20

Nuevas pinturas rupestres descubiertas en la Comunitat Valenciana

  • Halladas en un abrigo cercano al de Rossegadors

  • Las pinturas rupestres del arco mediterráneo fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en virtud de una serie de particularidades

Nuevas pinturas rupestres descubiertas en la Comunitat Valenciana han sido halladas en un abrigo cercano al de Rossegadors. El descubrimiento se ha realizado a partir de unas indicaciones del nieto del guarda del Pantano de la Sénia, que recordó que su abuelo le hablaba de más pinturas en los abrigos cercanos a Rossegadors. Concretamente, con motivo de realizar una fotografía de la vista del abrigo en estudio se procedió a pasar al otro lado del barranco para tener una mejor perspectiva, y efectivamente allí existían más pinturas.

Próximamente será estudiado con los medios técnicos más avanzados. El equipo de investigación está formado por el Museo de la Valltorta y el Institut de Paleoecologia Humana i Evoluciò Social de la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona (responsables de las excavaciones de Atapuerca).

Las pinturas rupestres que alberga la Comunitat Valenciana forman parte de un territorio más amplio, el del arco meditarráneo, que presenta una gran concentración de este tipo de arte y características comunes.

Las pinturas rupestres del arco mediterráneo fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en virtud de una serie de particularidades que hacen de este conjunto de yacimientos que se extienden por 6 autonomías el más grande de Europa. Las pinturas dan evidencia de vida en el Mediterráneo oriental entre el Paleolítico tardío y el Neolítico inicial a través de escenas de caza, antropomorfas, zoomorfas y macroesquemáticas.

Contexto de los hallazgos
El pasado mes de diciembre se celebró el IV Congreso de Arte Rupestre del Arco Mediterráneo, encuentro en el que Paz Olmos anunció que la Dirección General de Patrimonio Valenciano ha iniciado el inventario de los 223 nuevos yacimientos de arte rupestre que han sido descubiertos desde 1998, año en que fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, con la intención de que sean incluidos en la declaración. Este número de nuevos yacimientos hay que sumarlos a los 302 contabilizados hasta 1998.

Estas cifras suponen que la Comunitat Valenciana alberga en total 525 yacimientos, el 40% de los conjuntos del Arco Mediterráneo, que abarca cinco comunidades autónomas más: Andalucía, Cataluña, Aragón, Castilla-La Mancha y Murcia.

Por territorios, Castellón ha pasado de tener 102 sitios a 228, Valencia ha pasado de 69 lugares de interés rupestre a 149 y Alicante, de 131 a 148. La actualización del informe de la declaración incluye la corrección de los posibles errores detectados en la ficha catalográfica de los yacimientos descubiertos hasta 1998 y la adición de las correspondientes a los nuevos conjuntos.

Arte Levantino
La Valltorta es un paraje del Maestrazgo en el que se combinan importantes valores culturales y ecológicos como las pinturas rupestres, la arquitectura rural en piedra seca, el entorno biológico y el Museo de la Valltorta.

En este territorio se conocen 22 abrigos con Arte Levantino, una manifestación prehistórica con una excepcional concentración en la Comunidad Valenciana y que abarca desde el Paleolítico superior (hace 26.000 años) a la Edad de Bronce (hace 3.500 años).

El Arte Levantino posee una originalidad que lo hace único en Europa. Se trata de pinturas realizadas a la luz del día en abrigos, por lo que contienen más matices, mayor vivacidad y más movimiento en las figuras representadas. Además, se observa cierto sentido de la composición y un orden más preciso.

Fueron pintadas con pigmentos aplicados con pluma o pincel, procedimiento en el que destaca el uso de la monocromía (rojo, negro o blanco). Se conservan perfiles que representan escenas con argumento de caza, recolección o rituales en las que aparecen figuras humanas y animales sin detalle y en movimiento.

Las interpretaciones que ofrecen los expertos de estas escenas están relacionadas en unas ocasiones con la representación de la vida cotidiana y, en otras, con un sentido mágico de las pinturas.

Un museo de referencia
El Museu de la Valltorta, centro dependiente de la Dirección General de Patrimonio Cultural Valenciano, fue creado por la Generalitat Valenciana con el objetivo de velar por la conservación, estudio y divulgación de los valores de la Valltorta.

Emplazado en Tírig, este museo, que actúa como tal y como centro de acogida de visitantes, constituye un ejemplo de la gestión de un recurso patrimonial de primer orden como son las pinturas rupestres mediterráneas, comparables en importancia a los hallazgos de este tipo de nivel mundial por su singularidad y por la información que proveen.

Entre sus instalaciones cuenta con un laboratorio, almacenes y biblioteca, una sala de exposiciones temporales y cuatro salas de exposición permanente. En él se pueden visitar las exposiciones y se puede concertar visitas guiadas a los abrigos para observar las pinturas.

En la Sala I se ofrece una visión de la evolución del poblamiento prehistórico de la Comunidad Valenciana, a través de una serie de materiales arqueológicos de piedra, hueso y cerámica, y de sus manifestaciones artísticas, desde el Pleolítico o la Edad del Bronce.

La Sala II está dedicada a la Valltorta, a la historia de su poblamiento y a los tradicionales sistemas de aprovechamiento agrícola y ganadero. En la Sala III se exhibe la reproducción a tamaño natural de la Cova del Cavalls, descubierta en 1917 y declarada monumento Histórico Artístico el año 1.924. También se ofrece información sobre las técnicas utilizadas por el pintor prehistórico y la historia de la pinturas de La Valltorta.

La Sala IV está dedicada a los problemas de degradación de las pinturas rupestres, sometidas desde antiguo a constantes atentados naturales y humanos.

Subir