1 de marzo de 2021 1/3/21

Moliner: 'Todas las administraciones deben invertir para frenar la despoblación rural'

Moliner: 'Todas las administraciones deben invertir para frenar la despoblación rural' - (foto 1)

    "Los presupuestos públicos de todas las administraciones tienen que volcarse en frenar la despoblación rural. Solo si somos capaces de buscar alianzas público - privadas e invertir en cultura emprendedora, diversificar sectores productivos e implementar las nuevas tecnologías para fomentar el empleo rural podremos generar oportunidades e iniciativas para que nuestra gente se quede a vivir en nuestros pueblos y mantenerlos vivos". Así de contundente se ha mostrado el presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, en el II Congreso Nacional contra la despoblación rural de la FEMP que ha tenido lugar esta mañana en Huesca.

    Moliner ha abordado las dos principales problemáticas que afectan a los pueblos, que requieren dos soluciones diferentes, como son la propia despoblación y el envejecimiento de sus vecinos. Para el primer problema tenemos que propiciar la repoblación con atractivos para traer gente nueva y para el segundo hay que invertir en políticas de incentivos que permitan la regeneración, con tal que la gente joven se quede o pueda volver".

    En esta línea, el presidente provincial ha recalcado que "la administración que más fondos puede aportar al mundo rural es la Unión Europea, por eso es fundamental elevar la voz de nuestros territorios en Bruselas para mejorar la eficiencia en el reparto de inversiones, y quien mejor conoce la casuística y necesidades de nuestros pueblos, por ser las administraciones más próximas, son las diputaciones". Este es el objetivo que persigue el lobby europeo Partenalia que preside Moliner y que aglutina una veintena de provincias europeas de diferentes países.

    En su intervención, enmarcada en la mesa titulada 'Presupuestos públicos y despoblación. El papel de las administraciones locales en la lucha contra la despoblación', Javier Moliner también ha defendido la operatividad de los gobiernos intermedios a la hora de gestionar inversiones europeas. "Si queremos que los fondos lleguen de forma capilar a nuestros territorios es fundamental canalizarlos a través de las entidades supramunicipales como las diputaciones, ya que, como elementos vertebradores, son las que de forma más ágil y eficiente pueden co-financiar y gestionar los proyectos e integrarlos las zonas rurales".

    Discriminación positiva hacia el mundo rural

    Por último, el presidente de la Diputación y de Partenalia ha incidido en "la necesidad de apostar por una discriminación positiva hacia el mundo rural, ya los criterios poblacionales para el reparto de subvenciones son tremendamente injustos para los pueblos más pequeños. No podemos pensar en la rentabilidad inmediata a la hora de invertir en los pueblos, sino en ofrecer más y mejores oportunidades a las generaciones futuras para que puedan quedarse a vivir en ellos y mantener su historia, patrimonio y tradiciones".

    Subir