4 de diciembre de 2020 4/12/20

Medio Ambiente descubre ocho plantas en Penyagolosa de las que no existían referencias

  • En un estudio realizado para obtener información de las especies de flora protegidas en el Parque Natural

  • Entre las nuevas especies localizadas destacan dos que son reliquias típicas de Pirineos y Picos de Europa

La Conselleria de Medio Ambiente ha realizado un estudio con el objetivo de obtener información sobre las especies de la flora catalogadas como "En Peligro de Extinción", "Vulnerables" y "protegidas no catalogadas" en el Parque Natural de Penyagolosa.

De las 30 especies que se planteaban como objeto del estudio, se ha conseguido localizar 21. Sin embargo, los trabajos de campo llevados a cabo en el macizo de Penyagolosa han permitido la localización de nuevas poblaciones de 8 plantas para las cuales no existían referencias previas. Es el caso de Ajuga pyramidalis, Carex digitata, Dactylorhiza incarnata, Listera ovata, Ophioglossum vulgatum, Orchis ustulata, Platanthera bifolia y Vaccinium myrtillus.

Entre las especies nuevas encontradas destaca la consuelda mediana (Ajuga pyramidalis), planta catalogada como En Peligro de Extinción en el Catálogo Valenciano de Especies de Flora Amenazadas, típica de los Pirineos y los Picos de Europa que encuentra en el Penyagolosa un lugar húmedo y con temperaturas frescas donde vivir.

Otra especie de gran interés es Vaccinium myrtillus, perteneciente a la familia de los brezos. Unicamente se conocen dos localidades muy próximas entre sí en un área muy reducida en el macizo del Penyagolosa.

Al igual que la consualda mediana, esta planta es típica del norte de la península y ocupa una ecología muy particular en la Comunitat Valenciana exclusiva de unas pocas localidades en el parque natural, por lo que resulta bastante poco probable que se pueda encontrar en otras áreas del territorio valenciano. La conservación y protección legal de su hábitat es, por lo tanto, esencial para la supervivencia de este táxon relíctico boreal en nuestra Comunitat.

La riqueza florística del macizo de Penyagolosa es conocida desde antiguo. Ya Cavanilles menciona la destacable diversidad de plantas que crecen en el término de Vistabella, entre las que destacan las recolecciones del farmacéutico Juan Antonio Barrera, quien tenía herborizadas más de 800 especies distintas.

En tiempos más recientes, los botánicos Antoni y Oriol de Bolòs visitan el entorno de Penyagolosa en el verano de 1956 y publican interesantes datos sobre su flora y vegetación. La impresión que debió causarles la variedad e interés de su flora queda patente en que pocos años después cuando el macizo de Penyagolosa es elegido como zona de trabajo para la realización de la tesis doctoral de Josep Vigo, discípulo de Oriol de Bolòs. que supone la aportación de mayor importancia hasta la fecha para el conocimiento de la flora y vegetación del entorno de Penyagolosa.

Estudios posteriores han ido ampliando poco a poco el catálogo florístico del macizo, con la localización de especies tan interesantes como Galanthus nivalis, Parnassia palustris, Carex digitata, Neottia nidus-avis o Cotoneaster integerrimus, entre otras.

Por todos estos valores, el macizo de Penyagolosa fue propuesto por la Generalitat Valenciana en 1997 como Lugar de Interés Comunitario, dentro de la red Natura 2000, y en 2006 se cataloga como Parque Natural.

Subir