4 de diciembre de 2020 4/12/20

Marco destaca la necesidad de fomentar el uso de medios de transporte no contaminantes

  • La portavoz de Industria pide a las administraciones públicas que planteen iniciativas para potenciar la calidad del transporte público y disminuir así las emisiones de CO2

La Unión General de Trabajadores (UGT), celebró el pasado martes 23 de junio una mesa redonda sobre “Políticas Activas para un transporte sostenible” con motivo de la 6ª semana sindical del medio ambiente, y en la que participó la portavoz de Industria del grupo parlamentario socialista, Amparo Marco, invitada por su condición de miembro de la “Comisión Especial para el estudio del cambio climático en la Comunidad Valenciana”.

La jornada tenía como objetivo tratar los principales retos a los que se enfrenta el sector del transporte desde el punto de vista de la sostenibilidad con el fin de que las Administraciones Públicas actúen mediante políticas activas en tres vertientes distintas: la reducción de las emisiones realizadas por la industria, pero también el ahorro y la eficiencia energética en la edificación, la reducción de las emisiones realizadas por la energía mediante la apuesta por el cambio tecnológico en la generación de electricidad y las energías renovables y también el disminuir las emisiones realizadas por los diferentes medios de transporte apostando por uno más sostenible. Esos retos a los que se enfrenta este sector hacen referencia a su elevada dependencia del petróleo. En España el sector del transporte es responsable de más del 40% del consumo de energía primaria, situándose por encima del consumo industrial y doméstico. En segundo lugar, a su impacto sobre la contaminación y la congestión urbana con todos sus inconvenientes como es la ocupación de un bien escaso y caro como es el suelo público, los accidentes o el ruido y, por último, a su contribución al cambio climático.

Para Marco, “la única manera de lograr un sector del transporte sostenible es reducir la necesidad de desplazamientos pasando de un nuevo modelo basado en la movilidad, la tendencia a la dispersión urbana y la búsqueda de la velocidad como único medio de contrarrestar la distancia a un nuevo modelo en el que los intereses de los usuarios estén incorporados. Es decir, es imprescindible pasar a ciudades menos dependientes del transporte privado y apostar por un uso racional de los medios de transporte denominado movilidad sostenible, reduciendo el número de vehículos que circulan por las vías”. Por tanto, según la responsable de Industria, las Administraciones Públicas deben plantear iniciativas que potencien la calidad y la frecuencia de los transportes públicos, tender hacia la intermodalidad de los transportes y fomentar medios no contaminantes, entre otras alternativas.

Subir