19 de febrero de 2020 19/2/20

Iniciativa ve un avance la redacción de los proyecto por parte de la Diputación en los POYS pero piensa que hace falta un replanteamiento global de estas actuaciones

    El portavoz de Iniciativa a las comarcas de Castelló, Carles Mulet, ha valorado como un primer paso muy positivo que la Diputación de Castelló anuncie que serán los propios técnicos del ente los que ofrecerán a los pueblos de menos de 5000 habitantes la redacción de los proyectos que se acogen a los subvencionados por la Diputación como “POYS” ( Proyectos de Obras y Servicios).

    Según Mulet “a pesar de defender la desaparición de la Diputación para ser una institución sin utilidad, si esta está asumiendo competencias que serían propias del Consell, hace falta que realmente ayude a los pueblos más pequeños y a estas alturas, a la hora de redactar los proyectos de actuaciones en los municipios se veían abocados a buscar un servicio técnico que incluso la Diputación reconoce que encarecía hasta un 15 % el total de las obras. Que sea la Diputación quién ofrezca el servicio imaginamos que quiere decir que también acepta que el cuerpo de personal técnico del cual dispone no se ve precisamente desbordado por el trabajo”.

    Para el portavoz ecosocialista “ahora, hay que avanzar en un sistema donde los POIS tengan total equidad entre los municipios y el sistema de reparto tenga en cuenta criterios de población, de necesidad real de los municipios, de “deuda histórica” con aquellas zonas más olvidadas por las administraciones”.

    Iniciativa también ve necesario que los POYS no sean sólo una excusa por hormigonera a los municipios con un modelo clónico de viales, farolas y ocupación del territorio, ni una fuente de ingresos para financiar con dinero público a las grandes empresas constructoras de Castelló que han crecido a la sombra de las concesiones públicas, que han sido condenadas por los tribunales para defraudar al erario público y están acusadas de financiar irregularmente al PP.

    Estos últimos puntos, según Mulet, se podrían mejorar poniendo unos criterios donde la aportación de la Diputación a los POYS variara fomentando en primer término la adjudicación de las obras a las empresas locales de cada municipio o aquellas que contratan personal del pueblo, y premiar también los proyectos de crecimiento sostenible “ hasta ahora se ha apostado por un crecimiento de los pueblos más allá de sus necesidad en muchos casos, un modelo expansivo que ha hecho perder identidad y encanto a las peculiaridades de cada casco urbano, por eso hay que pensar ahora al financiar obras que apuesten por la mejora sostenible, por los nuevos modelos de urbanización respetuosa con el paisaje, más en el mantenimiento que en la transformación del suelo, por la eficiencia energética, y por nuevos valores, todo esto es fomentar una economía local y sostenible.

     

    Subir