24 de noviembre de 2020 24/11/20

CSI·F denuncia que los carteros de Castellón sufren ‘burnout’ como consecuencia de la incertidumbre laboral en Correos

  • Los empleados públicos de Correos expondrán mañana su rechazo ante la Oficina Central para denunciar la situación

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios denuncia que la supresión por parte de Correos de secciones de reparto no solo va a suponer una reducción de empleos en la empresa si no que, según constata el sindicato, está provocando en los carteros de la provincia indicios del llamado ‘burnout’ o síndrome del trabajador quemado.

Según indica la sección sindical de Correos de CSI·F, este trastorno se desarrolla en su fase inicial porque “hay una presión diaria extra para los trabajadores, que sufren los cambios frecuentes del servicio y tienen una obligación de colaborar y de entenderse con compañeros o superiores en un contexto laboral inestable por los continuos recortes y el incremento de la carga de trabajo”. El sindicato recuerda que la evolución de estos problemas, si no se corrigen a tiempo, lleva a un deterioro de las relaciones personales entre quien lo padece y su entorno más inmediato laboral y familiar.

CSI·F participa junto al resto de sindicatos en las protestas de la ciudad, que tendrán su réplica en toda la provincia, contra la reducción de plantilla como consecuencia de la falta de contrataciones, si bien ha querido manifestar su preocupación porque “la merma de plantilla genera de inmediato una incertidumbre y unas modificaciones en la carga de trabajo que lleva al personal que sigue activo a cumplir con el servicio en circunstancias que no son las idóneas”.

La central sindical explica que los problemas en el reparto postal son “la gota que colma el vaso para una plantilla corta y que atiende un servicio fundamental para la ciudadanía” y prevé comunicar el próximo jueves su postura a la Junta de Contratación en la sede de la Plaza Tetuán.

Subir