2 de diciembre de 2020 2/12/20

Colomer pedirá a la Diputación que exija a Camps más medios para combatir el fracaso escolar de Castelló

    El grupo socialista en la diputación defenderá el martes en el pleno de la institución una moción en la que insta a la Generalitat Valenciana a que dote en los presupuestos del 2011 de consignación suficiente para impulsar todas las obras pendientes en los centros educativos, así como para construir los que están pendientes y evitar que se suban las ratios de alumno por aula. En la misma moción, los socialistas piden a la Generalitat dotación suficiente para contratar a los profesionales necesarios para garantizar la formación adecuada que necesitan los alumnos de una provincia que cuenta con uno de los índices de fracaso escolar más altos de toda España, sólo superados por Ceuta, Melilla y Almería. En la misma moción, los socialistas también piden dotación suficiente para garantizar la gratuidad total de los libros de texto de 0 a 16 años; así como de recursos suficientes para impulsar una auténtica red de escuelas infantiles gratuitas de 0-3 años, compromiso que realizó Francisco Camps hace ahora tres años y que nunca ha cumplido porque, según el portavoz socialista, Francesc Colomer, “ha considerado más prioritario gastar el dinero en el circuito de Fórmula 1 para un solo fin de semana; en los sobrecostes de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, en la visita del Papa y en sus amigos, como el Bigotes, de la trama Gürtel”.

    Para Colomer, “ya hemos perdido demasiado tiempo y por eso solicitaremos también el equipo de gobierno de la diputación que piense en el futuro de esta provincia y pida a la Generalitat que se acoja al plan Escuela 2.0 para impedir que los alumnos de nuestra Comunitat sean discriminados respecto a los de otras en las que ya se están distribuyendo ordenadores portátiles y pizarras digitales”.

    El también secretario general del PSPV-PSOE en la provincia de Castelló ha recordado que Castelló registra un elevado fracaso escolar, sólo superado por las provincias de Ceuta, Melilla y Almería lo que obliga a las instituciones públicas a no escatimar esfuerzos a la hora de impulsar inversiones para la mejora de las instalaciones, así como al aumento de profesionales docentes, así como a la aplicación de las nuevas tecnologías para impedir que esa brecha del conocimiento sea cada vez mayor.

    Paralelamente, el inicio del curso escolar supone una auténtica “cuesta de enero” para las familias que deben realizar importantes desembolsos económicos sin que la Generalitat Valenciana haya cumplido su compromiso de garantizar la gratuidad de los libros de texto en todos los ciclos educativos, compromiso adquirido por el presidente Francisco Camps hace ahora tres años.

    Además, el impulso de las escuelas de 0 a 3 años como garantía de conciliación familiar también se hace necesario en un momento en el que más que nunca las administraciones deben facilitar la incorporación al mercado laboral. Es por todos estos motivos, por los que ha presentado la moción que será debatida en el pleno del martes.

    Colomer ha recordado que todas las administraciones han sufrido fuertes recortes como consecuencia de la crisis internacional del último año, pero a pesar de eso, no todas han actuado de la misma manera a la hora de plantear sus prioridades. Ayuntamientos gobernados por el PSPV-PSOE, por ejemplo, han apostado firmemente por la educación y por ello, para el curso que se inicia esta semana, se han incorporado importantes novedades como la gratuidad de los libros de texto de 0 a 16 años; la gratuidad de la escuela infantil de 0 a 3 años; ordenadores portátiles en las aulas y pizzarras digitales; enfermeras escolares en los centros; convenios con la Universitat Jaume I para formar a los profesores en la incorporación de las nuevas tecnologías o la implantación de redes wifi (internet sin hilos) son algunas de las medidas que se pueden ver en municipios con alcalde o alcaldesa socialista. De hecho, la preocupación del PSPV-PSOE por la educación les llevó a aprobar en la última ejecutiva una propuesta de resolución para destacar su compromiso con la educación y con la formación de las nuevas generaciones frente “al abandono que Francisco Camps y el PP están practicando con la educación, con recorte de profesores, con aumento de ratios en las aulas y con la caída en picado de la inversión, hasta el punto de que va a haber más barracones que nunca”. De hecho, la Comunitat Valenciana “es de las pocas autonomías que no cuenta con ordenadores portátiles en las aulas porque el conseller Alejandro Font de Mora se inventó una teoría sobre una supuesta miopía que, por lo visto sólo afecta a los alumnos de esta Comunitat, porque sí se están repartiendo en autonomías como Castilla-León, gobernadas por el PP”. El Gobierno de Zapatero, con el programa Escuela 2.0, esté invirtiendo en ordenadores portátiles y pizarras digitales en todas las comunidades “menos en la Valenciana, porque el PP de aquí no tenía dinero para aportar su parte, ya que Camps, con el consentimiento de los Fabra y Moliner de turno en Castelló, ha preferido malgastar el dinero en sus amigos de la trama Gürtel o en la Fórmula 1, donde para un solo fin de semana, se gasta más dinero que todas las consellerias, en todo un año en toda la provincia de Castelló”.

    Frente a esto, los socialistas han impulsado medidas que cumplen una doble función, por un lado combatir el fracaso escolar, que llega al 40% en la Comunitat Valenciana; y por otro ayudar a la economía familiar, ya que una pareja tipo de dos hijos, de 12 y 3 años, puede llegarse a ahorrar, en el caso de Benicàssim 3.000 euros respecto al mismo caso en Castelló, ya que en el primer caso todos los alumnos de secundaria tienen los libros gratis y la escuela de 0 a 3 años también es gratuita para todos. En la resolución, los socialistas pedirán a Camps que incluya en los presupuestos del 2011 dinero para impulsar las escuelas infantiles de 0-3 años que prometió hace cuatro años pero que nunca cumplió, así como la gratuidad total de los libros de 0 a 16 años y no “el bono libro que sólo cubre la mitad y en primaria”.

     

    Subir