18 de febrero de 2020 18/2/20

Colomer: “Moliner tiene la oportunidad de demostrar ahora más que nunca que otra diputación es posible”

    Todos los partidos están abordando la conveniencia o no de reformas las diputaciones, con el claro objetivo de reducir el gasto público. Por este motivo, y teniendo en cuenta que la diputación de Castelló ha sido, desgraciadamente, el paradigma de lo que nunca debió hacer una institución provincial, tanto por el elevado número de asesores, como de vicepresidentes y sus retribuciones, el portavoz socialista, Francesc Colomer, considera que “ahora es el mejor momento para que el nuevo presidente, Javier Moliner, demuestre que otra diputación es posible y ajuste la institución a lo que verdaderamente son sus competencias”.

    Colomer ha recordado que el grupo socialista ha presentado numerosas iniciativas para reducir el gasto innecesario de la institución, como es el caso de la disminución en un 20% del gasto corriente, la eliminación de varias vicepresidencias o la disolución de sociedades como Vicasdi, creadas por el PP y sin ningún cometido concreto, ya que sus funciones ya se están haciendo por parte del IVVSA y el Sepiva, así como la renegociación de competencias, para evitar que la diputación asuma materias que no le corresponden, como sería el caso del Hospital Provincial, que debería depender de la Conselleria de Sanitat.

    Por este motivo, ha invitado a Moliner a que presente, lo antes posible, un riguroso plan de ajuste para “reinventar la diputación y conseguir que, esa institución que ha sido noticia por los escándalos de todo tipo, se convierta en el ejemplo a seguir, tanto por su austeridad como por su acierto a la hora de optimizar sus recursos”.

    El portavoz socialista ha recordado que “por cada euro que llega al ciudadano en inversiones, la diputación se gasta tres en gestión, lo que nunca ha tenido ningún sentido, y menos aún ahora, cuando las administraciones públicas están teniendo gravísimos problemas para hacer frente a sus pagos y controlar el déficit”. Basta contrastar las inversiones del Plan E, impulsadas por el Gobierno de Zapatero, que en solo dos años ha supuesto para los ayuntamientos de la provincia de Castelló 165 millones de euros, frente a los 200 millones de los planes provinciales de 16 años, que son gestionados por la diputación, pero costeados por varias administraciones, incluidas los propios ayuntamientos.

    Por estos motivos, Colomer invita al presidente de la diputación ha impulsar un plan de ajuste “riguroso, serio y eficaz que, sin duda, compartiremos desde la oposición, conscientes de que es precisamente lo que nos está demandando la sociedad”. En este sentido, ha afirmado que “mirar hacia otro lado, como está haciendo el PP, diciendo que las diputaciones están bien como están, es no haber entendido el mensaje claro de austeridad y de responsabilidad que todos los organismos nacionales e internacionales están planteando”.

     

    Subir