28 de noviembre de 2020 28/11/20

Colomer afirma que la “contundencia de Alarte contra la corrupción” pone en evidencia a todo el PP

  • El secretario general provincial recuerda al PP que “la presunción de inocencia en un cargo público no significa que uno pueda robar, defraudar y estafar lo que quiera hasta que haya sentencia”

El secretario general provincial del PSPV-PSOE, Francesc Colomer, ha afirmado hoy que la “contundencia de Alarte –secretario general del PSPV-PSOE- en los casos de presunta corrupción deja en evidencia a todo el PP, que se escuda en las argucias legales para no aclarar los escándalos de corrupción en los que están implicados sus máximos responsables”.

Colomer ha realizado estas declaraciones después de que Alarte haya pedido la suspensión cautelar del portavoz socialista en la diputación de Alicante, Antonio Amorós, por el caso Brugal. El también portavoz socialista en la diputación de Castelló ha insistido en que “la expulsión cautelar de Amorós no significa en ningún caso que se le está acusando, sino que simplemente es un gesto inequívoco de la responsabilidad que tiene el PSPV-PSOE con la ciudadanía y con el máximo respeto a la imagen de las instituciones públicas, lo que contrasta con un PP que a pesar de los demoledores informes de los inspectores de Hacienda que ponen de manifiesto los cientos y cientos de millones de pesetas que ingresó Carlos Fabra sin justificar y que escondió a la Agencia Tributaria, se cierra en banda y se esconde detrás de la lentitud de la  justicia para seguir gestionando dinero público, lo que es inconcebible en cualquier democracia moderna”. En este sentido, ha recordado al PP, que ayer mismo envió un comunicado de apoyo al vicepresidente Vicente Aparici, que se sentará en el banquillo de los acusados el 23 de noviembre por un presunto delito de prevaricación medioambiental por el que el fiscal le pide 7 años de cárcel, que “la presunción de inocencia no significa que un cargo público pueda seguir robando y defraudando a Hacienda mientras no haya sentencia, porque eso es, sencillamente, engañar a la opinión pública y reírse de los ciudadanos y ciudadanas”. Por este motivo, Colomer se muestra convencido de que “cada día que pasa queda más en evidencia de que no todos somos iguales ante la corrupción. Ayer mismo, mientras el portavoz socialista en Alicante dimitía de su cargo, cuando ni siquiera estaba imputado formalmente, el presidente de la institución se aferraba a su cargo, como hacen los responsables del PP de Castelló,  a pesar de las peticiones de cárcel a las que se enfrentan -15 años en el caso de Fabra y 7 Aparici-.

Cabe recordar que ayer mismo Colomer pidió al presidente del PP, Mariano Rajoy, que “no haga pasar a Castelló la vergüenza de que sus cargos institucionales se sienten en el banquillo de los acusados”, después de que la Audiencia Provincial haya fijado fecha ya para juzgar al vicepresidente de la diputación Vicent Aparici, por delitos contra los recursos naturales y el medio ambiente y por prevaricación al haber permitir el vertido de residuos tóxicos y peligrosos. Para Colomer, Castelló “vive una situación insostenible en términos de decadencia moral por la acumulación de casos de presunta corrupción en la cúpula de la diputación provincial. El presidente y varios vicepresidentes en situación de acusados por la fiscalía con petición de cárcel a punto de sentarse en el banquillo y aquí no pasa nada ni reacciona nadie. En cualquier país democrático  y decente uno se desmarca y dedica sus fuerzas a defenderse, pero no arrastra consigo a su cargo público ni la imagen de una institución pública que pagamos todos. Además, se da la cara y se dan explicaciones. Por eso pedimos a Rajoy que tome medidas y no nos haga pasar más vergüenza ante toda España, porque Castelló es mucho más que su presidente provincial y su corte. Castelló no merece vivir esta infamia ni un minuto más”.

Cabe recordar que este mismo mes también está previsto que el presidente de la diputación, Carlos Fabra, declare en el juzgado de Nules, y a partir de ese momento sólo faltará que se fije fecha para el juicio oral por fraude fiscal, cohecho y tráfico de influencias. Colomer ha insistido en que “mucho más allá de lo grave que es que la cúpula de un partido esté acorralada por la justicia, lo es que con ello se esté deteriorando gravemente la imagen colectiva de una provincia que necesita estar fuerte para salir de la crisis, generar empleo y atraer inversiones, algo incompatible con la corrupción”. El portavoz socialista se ha mostrado convencido de que los ciudadanos y ciudadanas honradas y honestas de esta provincia no están dispuestos a seguir aguantando a políticos como la cúpula del PP, “incapaces de asumir responsabilidades y utilizando las instituciones para esquivar a la justicia”. Por eso, añade, “el próximo año harán posible el cambio que necesita esta provincia para que Castelló por fin salga adelante, y se despoje de la imagen de corrupción en la que la ha sumido toda la cúpula del PP con su actitud”.

Para Colomer, es necesario que Rajoy actúe de forma contundente en la Comunitat Valenciana y aparte de sus cargos a todos los responsables institucionales acorralados por la justicia, porque “no podemos aceptar que perdure el estilo Fabra de permanecer en el cargo sin asumir jamás responsabilidades políticas”. Para Colomer, “una persona a la que el fiscal le pide siete años de cárcel por presunta prevaricación, al autorizar el vertido de residuos tóxicos y peligrosos que han afectado de manera grave el equilibrio de los sistemas naturales y a la salud de las personas expuestas, no inspira confianza y no puede seguir al frente del área de Medio Ambiente en la diputación”. En este sentido, el partido socialista considera que “una persona, como Aparici, que en Vall d’Uixó y según el escrito del fiscal no sólo autorizó el vertedero y los vertidos de residuos tóxicos y peligrosos, sino que, a pesar de saber que no tenían las licencias, no inició ninguna actividad sancionadora no puede decidir dónde se instalarán las plantas de residuos en toda la provincia ni velar por el cumplimiento de la ley en Castelló en esta materia”. Colomer ha recordado que si “ya era de sentido común que dimitiera hace un año y medio, cuando se supo la calificación del fiscal, lo es mucho más ahora, cuando todavía ha sido incapaz de solucionar el tema de los residuos, hasta el punto de que el caos de las basuras se ha adueñado de muchos municipios, que ya no saben dónde va a poder tirar los residuos, porque ni hay plantas donde poder tratarlos ni se ha cerrado ninguna solución con las de otras comunidades para poder trasladarlos allí”.

 El líder de los socialistas ha recordado que el fiscal “representa la acusación pública, y la acusación pública, que somos todos, dice que el señor Aparici permitió y consintió y autorizó el vertido de residuos tóxicos y peligrosos sin hacer nada para evitarlo”. Por último, ha denunciado lo grave que resulta que “el propio presidente de la diputación, Carlos Fabra, y de la Generalitat, Francisco Camps, no puedan exigirle que asuma ninguna responsabilidad a Aparici, porque es el primero que, con su conducta, avala la permanencia de cargos públicos a pesar de las graves imputaciones judiciales que puedan conocerse”.

 

 3 comentarios
Josep
Josep
11/09/2010 07:09
Colomer de Ploma

con este criterio Colomer deberia de cesar a los alcaldes de Añlcora, Moncofa y Vinaroz y al portavoz de La Vall Josep Tur, todos ellos imputados e investigados por la fiscalia. Su actitud demuestra que solo es un cínico y un sectario.

Subir