25 de febrero de 2020 25/2/20

Blanch: "Es normal que el PP no quiera subir los impuestos a los ricos, si ni siquiera le exige a sus cargos, como Fabra, que los pague"

  • El Coordinador Electoral de los socialistas de Castelló afirma que el PP "no tiene ninguna credibilidad en política fiscal, en una provincia en la que su presidente está pendiente de sentarse en el banquillo por no pagar a hacienda"

El Coordinador Electoral de los socialistas de Castelló, Ernest Blanch, ha afirmado hoy que "es normal que el PP, tal y como ha anunciado esta mañana Esteban González Pons, no vayan a incluir en su programa subir los impuestos a los ricos, teniendo en cuenta que ni siquiera le exigen a sus cargos, como es el caso de Carlos Fabra en Castelló, que los pague". Blanch se ha pronunciado en estos términos después de que el presidente del PP de Castelló aún no haya explicado el origen de sus ingresos millonarios ni por qué los ocultó a la Agencia Tributaria, motivo por el que todavía tiene que sentarse en el banquillo de los acusados, donde se enfrente a cárcel". El Coordinador de Campaña ha insistido en que el PP "no tiene ninguna credibilidad a la hora de hablar de política fiscal, en una provincia en la que, mientras estaba Aznar en la Moncloa, Fabra iba a sus anchas, ingresando cantidades millonarias en sus cuentas que solo fueron detectadas años después". Blanch ha denunciado que "precisamente la debilidad del presidente de la diputación de Castelló, ninguneado por el presidente de la diputación, y por el presidente de la Generalitat, tiene un partido paralizado, incapaz de dar a conocer a los ciudadanos y ciudadanas de Castelló, las propuestas que el PP tiene para Castelló". En la misma línea, ha dicho que "ni Moliner ni Fabra son capaces de ofrecer sus propuestas porque tampoco serían creíbles, en cuestiones tan básicas como el empleo, teniendo en cuenta que la Comunitat Valenciana y la provincia de Castelló son los territorios en los que mayor crecimiento de desempleo se ha generado".

Para Blanch, "todos somos conscientes de la grave crisis que está atravesando el PP tras la dimisión del presidente de la Generalitat, Francisco Camps, por el escándalo de corrupción de Gürtel, pero en ningún caso se puede justificar que esa crisis la paguen los ciudadanos con una inacción de los responsables del PP en las instituciones". El también responsable de Acción Electoral de la dirección provincial de los socialistas, se muestra convencido de que "el PP de Castelló está desaparecido por un lado por la crisis interna que se les ha abierto por la dimisión de Camps, y, por otro, por la falta de proyecto para Castelló, para la Comunitat y para España, porque están de brazos cruzados esperando que todo vaya mal, y conscientes de que, si anuncian públicamente sus propuestas en materia de políticas sociales o de empleo, la sociedad en su conjunto se va a alarmar". De hecho, las políticas de derecha que se están aplicando en otros países europeos están llevando a la calle a los ciudadanos, y el propio Rajoy ya dijo públicamente que aplaudía las políticas de Cameron en Reino Unido, que han supuesto un importante retroceso en derechos y en servicios públicos", apuntó Blanch.

Frente "al desaparecido PP, los socialistas de Castelló ya hemos puesto sobre la mesa propuestas como impulsar Castelló como Territorio Tecnológico; garantizar la sanidad y la educación sin el copago; suprimir las diputaciones para dar mayor fuerza a los ayuntamientos dentro de la segunda descentralización; regular por ley los salarios para evitar los abusos; impulsar el Corredor Mediterráneo, que Aznar, con el silencio cómplice del PP de Castelló, incluido el propio Alberto Fabra, paralizó en el año 2003, cuando lo borró del mapa de los ejes prioritarios europeos o impulsar la A-68, entre otras cuestiones.

Subir