29 de septiembre de 2020 29/9/20

Albiol reclama soluciones para la basura del Baix Maestrat

    Marina Albiol, diputada de EUPV, critica la falta de interés del Consell en solucionar el problema de tratamiento de los residuos, “con vertederos ilegales, plantas de tratamiento inoperantes y proyectos de plantas de incineración” y recrimina que casos como la imputación del alcalde socialista y el ex alcalde popular de Vinaròs apuntan que en el fondo los dos partidos comparten el mismo modelo.

    Albiol considera que los problemas en el tratamiento de residuos en la comarca del Baix Maestrat como en el resto de las comarcas, son producto “de la inoperancia y desidia del Consell”, y afirma que tenemos “un Plan de Residuos que entra en contradicción con todas las directivas europeas y estatales”. Resalta que en el Pais Valencià no existen verdaderas políticas de reducción y minimización de la producción en origen y critica que las plantas de tratamiento no funcionan, con lo que la mayoría de los residuos acaba en basureros, donde no es tratada”.

    Pero la representante de izquierdas continua afirmando, que la mala gestión de los residuos por parte del Consell, no puede servir como excusa para que el equipo de gobierno de Vinaròs se salte las leyes y haga una gestión tremendamente nefasta de las basuras, “quemar las basuras al aire libre es una autentica chapuza, con consecuencias tremendamente negativas para el medio ambiente y los vecinos y vecinas de Vinaròs ya que contaminan el aire y el agua”.

    La diputada de Esquerra Unida, apunta a que el hecho que la fiscalía haya imputado a los tres últimos alcaldes del municipio por delito contra el medio ambiente, “pone de manifiesto, que en cuanto a gestión de residuos, la solución de los dos partidos mayoritarios es la misma, al menos en Vinaròs”.

    Albiol termina denunciando que toda esta política del Consell encaminada a ahogar Castellón entre basuras, colapsando los basureros, no tiene otro objetivo que potenciar y vender como la única panacea del problema a las plantas incineradoras, “una tecnología que la misma Unión Europea no contempla ya como solución de los problemas de tratamiento de residuos, lo único que generaran serán nuevos problemas de contaminación, es un ya concepto obsoleto”. Termina acusando al gobierno popular de tener “grandes intereses económicos en el negocio de la incineración que priman sobre una aproximación más sostenible del problema”.

    Subir