20 de septiembre de 2020 20/9/20

Patrimonio reconoce nuevos museos para mejorar el atractivo turístico y cultural de los municipios valencianos

  • En el primer semestre de 2011 han sido reconocidos en la Comunitat Valenciana 8 nuevos Museos y Colecciones Museográficas

Los Museos son uno de los pilares básicos de nuestra cultura. Son esenciales para la conservación y la difusión del legado común, de nuestra cultura material y nuestra memoria colectiva.

Conscientes de esto, desde la Dirección General de Patrimonio se ha aumentado el ritmo de reconocimientos de Museos y Colecciones Museográficas, pues esto implica que estas instituciones cuentan con todos los requisitos legales para configurarse como museos o colecciones, tales como contar con una instalación permanente, horarios definidos, personal cualificado e inventario.

La directora general de Patrimonio Cultural, Marta Alonso, ha declarado a este respecto que “los Museos y Colecciones reconocidos en los últimos meses, además de preservar nuestra historia, vienen a completar la oferta de ocio y cultura de los municipios en los que se ubican. Se convierten en un atractivo más para el visitante, pero también para los propios vecinos, que pueden acercarse de forma amena y didáctica a su patrimonio y a sus raíces”.

El número de museos y colecciones museográficas permanentes de la Comunitat Valenciana reconocidos por la Generalitat, se ha incrementado este primer semestre de 2011 a un ritmo muy superior al de años anteriores, puesto que en sólo seis meses se han reconocido ocho instituciones museográficas, el mismo número que en todo 2010.

El primer museo reconocido en 2011 ha sido el Museo Arqueológico de Moncada, que contaba ya con el reconocimiento como Colección Museográfica Permanente desde su apertura en 1999, pero las importantes mejoras que se han llevado a cabo han motivado su declaración como Museo.

En él podemos encontrar una exposición de objetos de gran valor histórico divididos en diferentes secciones: Prehistoria, Mundo Íbero, Época Romana y Épocas Medieval y Moderna. Una pequeña parte de los fondos actuales provienen del desaparecido Museo Etnográfico de Moncada, aunque su mayor parte procede de intervenciones arqueológicas realizadas en el municipio y de donaciones particulares.

En L’Alfàs del Pi se ha reconocido el primer Museo al Aire Libre. Se trata del Museo de la Villa Romana de l’Albir. Esta villa forma parte del conjunto arqueológico hallado en los años ochenta, cuando comenzó a urbanizarse la partida de l’Albir. Los trabajos de excavación sacaron a la luz un complejo formado por una gran necrópolis, un mausoleo y parte de una villa, datados entre los siglos III y V d.C.

La musealización consistió en el cubrimiento de las termas mediante una espectacular cubierta de lona y la creación de un recorrido por el yacimiento mediante pasarelas. Con la creación de esta cubierta se pretende proteger los restos arqueológicos de los agentes climáticos para evitar así su deterioro.

En Benetússer ciudadanos y visitantes pueden disfrutar del Museo de Historia, que alberga la exposición permanente Arrels de Fang. A través de ella se realiza un recorrido por los principales hallazgos arqueológicos de la localidad. Entre todas las piezas destacan especialmente un plato de época islámica con una representación humana y una escudella del siglo XVII de cerámica vidriada. En suma, un importante conjunto de cerámica que da idea de las actividades cotidianas y sociales que formaron parte en la evolución de la sociedad de Benetússer.

Otro de los museos reconocidos en este primer semestre de 2011 es el Museo Municipal de Cocentaina Palau Comtal, heredero de la Colección Museográfica Permanente que ya estaba reconocida, en el que encontramos fondos de diversa índole: en el fondo pictórico hay obras datadas entre los siglos XIV y XIX junto a una relevante colección de arte contemporáneo centrada en el escultor Vicente Agulló. En cuanto a material bibliográfico, la colección cuenta con el códice de la Biblia Sacra de principios del siglo XV. En la sección de arqueología se muestran las piezas procedentes de las intervenciones arqueológicas realizadas en el propio palacio, así como algunos de los pavimentos originales.

El museo está instalado en las dependencias del Palau Comtal (declarado Bien de Interés Cultural). Por tanto, al interés propio de las exposiciones, se añade el valor añadido del edificio que lo alberga.

El Museo Íbero Romano de Monforte del Cid, ya estaba reconocido como Colección Museográfica Permanente desde 2005. Cuenta con una colección prehistórica formada por aportaciones de las excavaciones arqueológicas de la huerta monfortina, principalmente de época ibero romana, junto a una colección numismática. Además, sus fondos se han ampliado con colecciones centradas en las épocas medieval, moderna y contemporánea, como la rica serie de retablos de azulejería cerámica de tipo devocional que conserva.

La Colección Manaut, ubicada en la calle Santa Amalia, 2 de Valencia, recoge las obras del artista José Manaut que quedaron en poder de su familia, así como algunos objetos pertenecientes al propio pintor. Manaut es conocido no sólo en su faceta de artista, sino también por su aportación teórica a la enseñanza y el conocimiento de la pintura a través de sus obras didácticas, como “Técnica del Arte de la Pintura”.

Una de las últimas Colecciones Museográficas reconocidas por la Dirección General de Patrimonio Cultural es La Almazara del Conde de Sot de Chera que recoge la historia del cultivo del olivo en este municipio. Las primeras referencias escritas sobre esta actividad las encontramos en un documento de 1540 en el que se hace referencia a las posesiones de Baltasar de Mompalau, Barón de Sot de Chera, entre las que se incluye un horno, carnicería, molino y almazara.

La Almazara se ha restaurado con un criterio doble: no sólo la divulgación de una tecnología tradicional, asociada con un modo de vida antiguo, sino también la puesta en marcha anual de las instalaciones para recuperar unas técnicas y unos conocimientos que también forman parte de nuestro patrimonio inmaterial.

Por último, en Millares se ha reconocido la Colección Museográfica José Martínez Royo que reúne elementos arqueológicos y paleontológicos. Los materiales -moluscos, insectos, peces, etc.- son fruto de la recogida no sistemática que realizó José Martínez Royo durante la década de los 70 e inicios de los 80.

Subir