27 de febrero de 2020 27/2/20

Los socialistas alertan del grave retraso de las obras del colegio de Lloma-Llarga

Los socialistas alertan del grave retraso de las obras del colegio de Lloma-Llarga - (foto 1)
  • El PSPV critica que se haya quitado el servicio de autobús para trasladar a los niños de este barrio, sin tener plenas garantías de estar finalizado el colegio

  • Los vecinos de Lloma-Llarga temen seriamente que para el comienzo del curso, el colegio no esté finalizado

  • Los socialistas acusan a Agustí de permisividad con la empresa constructora, que patrocina diferentes eventos en Paterna, como es la Falla Municipal

MÁS FOTOS
Los socialistas alertan del grave retraso de las obras del colegio de Lloma-Llarga - (foto 2)
Los socialistas alertan del grave retraso de las obras del colegio de Lloma-Llarga - (foto 3)

Cuando quedan poco más de dos semanas para que empiece el curso escolar 2011-2012, el colegio de Lloma-Llarga presenta un aspecto desolador como muestran las imágenes.

Pero lo peor de todo, es que los padres y madres de los barrios de Lloma-Llarga y Terramelar que han matriculado a sus hijos en él, ven con preocupación como el día que más operarios hay trabajando, no supera un par de escayolistas.

Los socialistas recuerdan como el alcalde, Lorenzo Agustí, en un acto pre-electoral en Abril pasado, reunió a decenas de padres y madres para decirles textualmente, ante las dudas que surgieron sobre la finalización, “La empresa deberá poner el personal suficiente e incluso aumentar las horas de la jornada laboral si es preciso para cumplir con el compromiso, y velaremos para que así sea”. Desgraciadamente, ni la empresa ha puesto más medios, ni el alcalde está supervisándolo.

“Los ciudadanos seguro que prefieren que la empresa EVIMAJ cumpla con los plazos de la obra, a que patrocine tantos eventos en el municipio” señalan desde el PSPV.

“Es una evidencia que en dos semanas no va a estar finalizada la primera fase del colegio. Pero ya no es únicamente un tema estructural, luego faltarán las acometidas y las altas de luz, agua, gas y mobiliario, así como el personal docente” indican desde el grupo socialista, que también añaden que han consultado con personal técnico que han visitado las obras recientemente, para poder realizar estas declaraciones.

Varios padres y madres vecinos del barrio, han trasladado su preocupación e indignación con el alcalde, ya que recuerdan las palabras textuales de Agustí el día de la reunión, tras el comienzo de las obras, “Si no se construye a tiempo el colegio, me traéis los niños a mi despacho”.

“No creemos que un tema tan serio, como es la escolarización de 75 niñas y niños, sea motivo de broma y de mofa por parte de la máxima autoridad del municipio. Esperemos que haya un plan B, para que no tengan que ir los niños a la “cueva” del alcalde” puntualizan los socialistas.

Aparte de todo esto, desde el PSPV de Paterna, vuelven a criticar que la primera medida que se tomó en Lloma-Llarga en materia escolar, haya sido prescindir del servicio de autobús que trasladaba a los alumnos de este barrio al CP Jaume I, sin comprobar si el nuevo colegio público iba a estar finalizado.

Colegio Lloma-Llarga
Lloma-Llarga es un barrio en expansión que cuenta con más de 9.000 vecinos censados.

En 2003 el gobierno municipal socialista cedió el suelo dotacional a Conselleria, que ha tardado 8 años en iniciar las obras. Por ello, y dado que los niños y niñas del barrio han ido creciendo, el PSPV presentó la legislatura pasada una moción para que se cediera terreno para la construcción de un instituto.

Ambas instalaciones darían servicio a dos barrios, relativamente juntos y unidos por una pasarela, como es Lloma-Llarga y Terramelar, los cuales carecen de estos servicios escolares públicos.

El Colegio Público de Lloma Llarga, se está construyendo en una parcela de 7.700 metros cuadrados de la calle Espigol, en el barrio de Lloma-Llarga. Las obras las realiza la empresa EVIMAJ, que se comprometió a acabar para el inicio del próximo curso la parte de Educación Infantil.

La obra se divide en dos fases, siendo la primera de ellas la que se ejecutaría hasta septiembre y que supone construir un total de seis aulas y patios correspondientes. Dos de estas aulas permitirían escolarizar 50 alumnos de primer curso de Infantil (3 años) y también se habilitaría un aula para segundo de Infantil, con otras 25 plazas. Otras dos aulas harían la función provisional de comedor y quedaría una más para usos diversos.

Uno de los problemas de hacer las obras en dos fases es que la caldera de la calefacción no estará operativa hasta que se acabe todo el centro, al igual que el servicio de comedor se tendrá que realizar provisionalmente con un “catering”.

Subir