21 de noviembre de 2019 21/11/19

La Policía Nacional detiene a una mujer que hurtó 4.000 euros en joyas y dinero

    Agentes de la Policía Nacional han detenido esta mañana en Paterna a una mujer de 31 años, de origen español, como presunta autora de un delito de hurto, tras apoderarse de joyas y dinero por un valor de 4.000 euros de un domicilio al que accedió haciéndose pasar por sobrina de una vecina. La víctima tenía el dinero en un cajón y las joyas en cajas guardadas en el interior de un armario.

    Las investigaciones se iniciaron al tener conocimiento los agentes que una mujer de 46 años se había percatado que le habían sustraído joyas y dinero que guardaba en el interior de un armario de su domicilio de Paterna.

    Los policías averiguaron que la mujer, había dejado entrar a una joven que dijo ser sobrina de una vecina, con el pretexto de esperar a su familiar, ya que la víctima y ella eran amigas. Una vez en el interior ambas estuvieron en el balcón a petición de la joven, por lo que una tercera persona pudo acceder al piso.

    La víctima se dio cuenta un día después que le faltaba 400 € de un cajón y diversas joyas de sus respectivas cajas, por valor de 3.600 euros, que guardaba en el interior de un armario.

    Como consecuencia de las investigaciones, los agentes averiguaron la identidad de la sospechosa, así como que tenía una requisitoria de búsqueda por la comisaría de Xátiva por hechos similares. Por todo ello ha sido detenida a las nueve de esta mañana como presunta autora de dos delitos de hurto.

    La detenida, con numerosos antecedentes policiales, ha pasado hoy a disposición judicial.

    Modalidad de hurto vaso de agua

    En esta modalidad de hurto, las víctimas son engañadas haciéndoles creer que son familiares de algún vecino. Generalmente suelen ser mujeres que dicen ser sobrinas de un vecino, al que nombran con su nombre de pila, que descubren en los telefonillos o buzones.

    De esta manera, las víctimas de buena fe les permiten el acceso a su casa, creyendo ser familiares de sus vecinos. Una vez en el interior del domicilio piden una vaso de agua, alegan no tener cobertura o atender una llamada para lograr estar solas por las estancias de la casa, momento en que utilizan para hurtar.

    Una vez han logrado el botín huyen apresuradamente del domicilio, con la excusa de que su familiar ya está en su casa.

    ocultar
    La Policía Nacional detiene a una mujer que hurtó 4.000 euros en joyas y dinero
    Subir