21 de enero de 2021 21/1/21

Paterna desaloja a los vecinos de la 'finca amarilla' para derribarla

Paterna desaloja a los vecinos de la 'finca amarilla' para derribarla - (foto 1)
  • El Ayuntamiento quiere, con esta decisión, solucionar los problemas de convivencia en esta zona de la localidad

MÁS FOTOS
Paterna desaloja a los vecinos de la 'finca amarilla' para derribarla - (foto 2)

El Ayuntamiento de Paterna ha finalizado el desalojo completo de la “finca amarilla” y ha procedido al cierre y sellado del inmueble para evitar que pueda ser ocupado mientras se ultima la demolición del edificio.  

Así lo ha anunciado el Teniente Alcalde de Protección a las Personas, Participación y Empleo, Julio Fernández tras asistir ayer, junto a efectivos de la Policía Local y operarios de la brigada municipal, a los trabajos de bloqueo de este inmueble mediante la instalación de una reja, que se completarán con el derribo de escaleras para impedir el acceso a este bloque de viviendas.

Tal y como ha explicado Julio Fernández “ayer finalizamos el desalojo y realojo de la última de las ocho familias que residían en el edificio y comenzamos ya a preparar el derribo de la finca, cuyo proyecto técnico ya está redactado y a punto de ser adjudicado a una empresa para que pueda llevar a cabo la demolición”.

Fernández ha explicado que “el proceso de desalojo y realojo, que se ha realizado en coordinación con los Servicios Sociales municipales, ha sido complicado, al existir también viviendas okupadas, pero finalmente hemos podido encontrar y consensuar soluciones habitacionales para todas las familias propietarias”.

“Con el desalojo y posterior derribo de este edificio, desde el equipo de gobierno socialista damos respuesta a una histórica reivindicación de los vecinos de esta zona del barrio de Santa Rita y cumplimos con nuestro compromiso de solucionar los problemas de convivencia y de inseguridad que ocasionaba esta finca”, ha señalado el Teniente Alcalde.

Con la clausura total del inmueble, que además presenta importantes problemas estructurales, el Ejecutivo socialista concluye un proceso en el que se ha contado con los vecinos afectados y colindantes, que culminará en derribo y que servirá para regenerar todo el entorno.

Por último, Julio Fernández ha recordado, que durante todo este tiempo, el Ayuntamiento, aparte de mediar con las familias, no ha dejado de intervenir en el edificio, clausurando y tapiando los pisos a medida que se iban desalojando y retirando basuras y escombros de las zonas comunes y rellanos para salvaguardar la salubridad de la zona.

Subir