6 de marzo de 2021 6/3/21

Paradójico: decenas de fiestas en Valencia y Alicante mientras los hospitales se desbordan

Paradójico: decenas de fiestas en Valencia y Alicante mientras los hospitales se desbordan - (foto 1)
  • En los días en que la Comunitat suma más contagiados, la Policía ha clausurado más de 30 fiestas ilegales, numerosos botellones y locales de ocio incumpliendo normas

MÁS FOTOS
Paradójico: decenas de fiestas en Valencia y Alicante mientras los hospitales se desbordan - (foto 2)

Mientras los datos de la pandemia del Coronavirus reflejan una tercera ola con un gran número de contagiados a diario, resulta paradójico y preocupante que simultáneamente se celebren decenas de fiestas ilegales en viviendas de Valencia y de Alicante.

No son una excepción, ya que a diario es la Policía Local de ambas localidades la que detecta y denuncia a un gran número de jóvenes que se juntan en pisos para celebrar fiestas, algo totalmente prohibido con las actuales restricciones relacionadas con la pandemia.

La tercera ola está instaurada en la Comunitat, de hecho durante los días pasados se han registrado los picos más alto de nuevos infectados desde que esta crisis sanitaria comenzó hace más de diez meses.

Sin ir más lejos, la noche del pasado viernes se detectaron en Valencia un total de 16 fiestas ilegales en viviendas particulares. Esto, tal y como indica la Policía Local, supone un evidente riesgo para la salud de las personas que se reunieron y para el resto de la sociedad, ya que está considerado como un acto de alto riesgo porque se potencia la propagación del virus.

Ese viernes la Comunitat sumó más de 7.500 contagiados nuevos, algo que contrasta notablemente con las ganas de algunos de celebrar una fiesta conociendo que las normas lo prohíben y, sobre todo, entendiendo la responsabilidad ciudadana porque los hospitales valencianos están en niveles cercanos al colapso y sus sanitarios se sienten desbordados por la intensidad y cantidad de los ingresos, de la UCI y de los fallecidos día tras día.

Estas actuaciones son calificadas por los responsables políticos, tanto es así que “denota un desprecio, una falta de respeto, de insolidaridad y una irresponsabilidad gravísima” señala Aarón Cano, concejal de Protección Ciudadana del Ayuntamiento de Valencia.

Como no puede ser de otra manera, los agentes proceden a clausurar este tipo de fiestas clandestinas y denuncian a los presentes al considerar este acto como algo grave en el difícil contexto sanitario y social en el que se encuentra el territorio valenciano en estos momentos.

Más fiestas en Alicante

Por otra parte, es en Alicante donde también existen personas que optan por celebrar fiestas clandestinas y obviar las actuales restricciones para frenar la pandemia.

Los datos son, ante todo, preocupantes por la cantidad de “ciudadanos irresponsables” que llevan a cabo estos encuentros sociales a diario.

Tan solo en el último fin de semana, la Policía Local de Alicante ha denunciado a 51 personas por incumplir las normas de la pandemia.

Han clausurado más fiestas ilegales durante el sábado y el domingo, además de cinco botellones en la vía pública, otro de los motivos sociales que preocupan a las autoridades por la desobediencia.

Algunos locales de ocio también hacen caso omiso a las restricciones, por lo que se han clausurado hasta nueve en tierras alicantinas por diversos incumplimientos de los aforos permitidos, las distancias entre las mesas, la mascarilla o el hecho de consumir en zonas prohibidas.

16 personas han sido sancionadas por saltarse el toque de queda y permanecer en la vía pública una vez pasada la hora indicada, algo que los agentes no pasan por alto y proceden a actuar.

Lo que queda claro de estos datos policiales es que, a pesar de estar inmersos en una tercera ola de la pandemia del Coronavirus con una incidencia en contagios y fallecimientos alta, siguen existiendo irresponsables que celebran fiestas clandestinas, botellones o locales de ocio que desobedecen lo establecido.

El mensaje de las fuerzas de seguridad es claro y pasa por continuar sus tareas de vigilancia y control para que estos actos vayan disminuyendo y conseguir frenar mediante la responsabilidad ciudadana esta compleja crisis sanitaria.

Subir