25 de febrero de 2020 25/2/20

Pañella: "La reforma de la Constitución debería aprobar en referéndum, y afectar a más aspectos"

  • El diputado de Compromís dice que "se podría aprovechar la celebración de las elecciones estatales el 20-N para hacer ese mismo día la consulta popular sobre esta reforma"

El diputado por Castelló de Compromís, Josep Maria Pañella, ha declarado que "desde Compromís defendemos que la reforma constitucional que quieren PP y PSOE debería pasar por un referéndum, para que pueda opinar la ciudadanía. Y que, ya puestos a introducir cambios en su texto, habría que aprovechar para llevar a cabo una reforma más ambiciosa y social, protegiendo más a los ciudadanos y aprovechando el proceso para eliminar las diputaciones. En este sentido, no entendemos como el candidato socialista va hablando de la reforma de las diputaciones y, en cambio, su partido no aprovecha ahora la reforma para eliminar los posibles obstáculos legales para su desaparición". Pañella ha mostrado también su preocupación por el resultado del pacto sobre la reforma constitucional entre PP y PSOE, ya que considera que "es un pacto para hacer una reforma exprés, destinada a recentralizar el estado y romper el equilibrio constitucional existente, un hecho inadmisible, porque dos partidos van a retocar un texto aprobado por el pueblo en referéndum, ignorando así a la ciudadanía. Por tanto, entendemos que, el mínimo democrático que se les puede exigir, es que esta reforma sea ratificada o no por votación popular. Porque, cuando desde la calle se pide a los gobernantes más democracia directa y una mayor participación de los ciudadanos en la vida pública, no creemos que sea una respuesta adecuada reformar el texto básico del estado, y reformarlo más profundamente de lo que se ' ns quiere hacer creer, sin contar con la opinión directa de los ciudadanos".

Pañella ha respondido por anticipado a la posible objeción "sobre la necesidad de una aprobación rápida de la reforma, por cuestiones relacionadas con las especulaciones financieras y los mercados internacionales", asegurando que "el referéndum se podría realizar perfectamente el mismo 20 de noviembre, el día de las elecciones generales, de modo que, en una tercera urna, los ciudadanos pudieran mostrar su acuerdo o desacuerdo con este cambio. Y esto no retrasaría demasiado tiempo la aprobación de un texto que, de todos modos, no prevé su plena entrada en vigor sino dentro de varios años. Y es que, cuando se tiene voluntad de hacer las cosas, siempre se pueden encontrar alternativas para cumplir los plazos legales sin por ello apartarse de una política de proximidad y contacto con la opinión pública, evitando así la creciente desafección de los ciudadanos respecto a la vida política".

Subir