22 de septiembre de 2020 22/9/20

Mollà: “Si algo hemos aprendido en la última década es que la historia de las basuras en la Vega Baja es la de una concatenación de errores políticos y presuntos delitos”

Mollà: “Si algo hemos aprendido en la última década es que la historia de las basuras en la Vega Baja es la de una concatenación de errores políticos y presuntos delitos” - (foto 1)

    Compromís registrará ante la mesa de las Cortes una pregunta para conocer el planteamiento de la conselleria de Medio Ambiente en materia de residuos después de que varias localidades de la comarca de la Vega Baja se hayan quedado sin posibilidad de tratar sus basuras en la planta de Crevillent, en la comarca vecina del Bajo Vinalopó y que está abocada al cierre por orden judicial.

    La formación considera que la mala gestión de los últimos gobiernos autonómicos del Partido Popular, sumada a la del Ayuntamiento de Crevillent, han condenado a la comarca valenciana más meridional a otro capítulo desastroso en cuestión de residuos. La Vega Baja no tiene ni planta de transferencia ni de tratamiento, como demandaba el Plan Integral de Residuos que diseñaron anteriores gobiernos del PP.

    “Esto obliga a que los municipios de una comarca con cerca de medio millón de personas estén enviando sus basuras sin control por el territorio, situación contraria a las directivas europeas, y pagando probablemente más que ningún valenciano por sus residuos”, ha destacado la diputada y portavoz adjunta de Compromís en las Cortes, Mireia Mollà.

    “La clausura de la planta ha sido la guinda a una situación ya de por sí complicada y enfangada por las políticas medioambientales que nos dejaron los distintos gobiernos del Partido Popular”, ha denunciado Mollà.

    “Si algo hemos aprendido en la última década es que la historia de las basuras en la Vega Baja es la de una concatenación de errores políticos y presuntos delitos. Gracias al caso Brugal vivimos la detención de un presidente de la Diputación por apañar todo el plan la comarca. Después escuchamos cómo políticos locales del PP y empresarios afines se lucraban amañando las licitaciones para la recogida urbana. Y, ahora, que el Ayuntamiento de Crevillent adjudicó un contrato sin que la empresa tuviera licencia medioambiental”, ha resumido Mollà.

    Compromís considera que la Vega Baja, comarca en la que el PP ha presumido siempre de tener un granero de votos, ha sido sumida en el desamparo por los populares que han aplicado políticas que al final juegan con la salud de las personas.

    La formación quiere recordar la existencia de un proceso judicial en Orihuela en el que se investiga enterramientos ilegales que hoy todavía continúan apareciendo por el entorno de la pedanía de La Murada. En este sentido, apoya la decisión de Medio Ambiente de abrir un expediente para instar a los propietarios de los terrenos con enterramientos a que limpien el área afectada.


     

     

    Subir