5 de diciembre de 2020 5/12/20

Medio Ambiente censa 120 flamencos en el Parc Natural de La Mata y Torrevieja

Medio Ambiente censa 120 flamencos en el Parc Natural de La Mata y Torrevieja - (foto 1)
  • La presencia de un pequeño crustáceo, la Artemia Salina, está actuando como motor de la biodiversidad en el parque

  • También han aparecido 1.544 ejemplares de Tarro blanco, la mayor presencia de la última década, y 777 ejemplares de gaviota picofina

La Conselleria de Medio Ambiente ha registrado la presencia de 120 flamencos en el Parc Natural de las Lagunas de La Mata y Torrevieja, que han llegado al parque para pasar el invierno.

Los flamencos son una muestra de la eclosión de biodiversidad que se está produciendo en el Parc Natural de las Lagunas de la Mata y Torrevieja desde el inicio del invierno, debido a la presencia de un pequeño crustáceo, la Artemia salina, que sirve de alimento a numerosas especies.

Estos dos factores, la abundancia de Artemia salina y la llegada del invierno, ha hecho posible que se registre en las Lagunas de la Mata y Torrevieja, además de los grupos de flamencos, la mayor presencia de Tarro blanco de la última década, un total de 1.544 ejemplares. Este pato, que el catálogo valenciano de especies amenazadas clasifica como “vulnerable”, tiene como singularidad que para criar sale en ocasiones de las láminas de agua y se dirige a las madrigueras de conejos.

Otro dato de interés es el aumento del número de aves limícolas, especies “vulnerables” como la gaviota picofina (777 ejemplares), y otras aves como el zampullín o la gaviota reidora.

Artemia salina
La Artemia salina es un pequeño crustáceo que vive en aguas salobres del litoral o del interior; en su etapa adulta, puede alcanzar un tamaño de entre 10 y 15 milímetos.

Las lluvias de otoño e invierno han producido una disminución de la concentración salina en las lagunas del parque, un proceso que favorece la eclosión de los huevos de la Artemia salina y, en consecuencia, un aumento de la disponibilidad de alimento para numerosas aves.

Otro efecto de las últimas precipitaciones es que han arrastrado los huevos de la Artemia al interior de las lagunas. Esto los convierte en un reclamo para las aves que se desplazan hasta las láminas de agua en busca de provisiones.

Subir