elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

El incendio de la Vall d’Ebo afronta su cuarto día con un empeoramiento del tiempo

El incendio de la Vall d’Ebo afronta su cuarto día con un empeoramiento del tiempo
  • Las llamas han obligado a cortar la CV-712 que une Pego y Planes

El incendio de la Vall d’Ebo ya ha calcinado 10.000 hectáreas y afronta este martes su cuarto día con un empeoramiento del tiempo. La previsión de la Agencia Estatal de Meteorología es que durante gran parte de la mañana se genere una convergencia de vientos sobre la zona del incendio, donde chocarán vientos con direcciones opuestas en los flancos este y oeste del incendio.

Mientras que en el flanco este soplará la brisa marina, en el oeste se espera que sople viento de lebeche, proveniente del suroeste y que traerá más sequedad y temperaturas más altas. Además, por la tarde se espera que predomine el poniente, lo que podría complicar la extinción en las horas más críticas.

Así, las condiciones a las que se enfrentarán los bomberos seguirán siendo lamentables. De hecho, según han informado esta misma mañana desde Emergencias, la CV-712 que une Pego y Planes ha sido cortada por la cercanía de las llamas. Además, se ha desalojado un nuevo municipio, el de Benimassot.

Al inicio de la mañana han comenzado a incorporarse los 26 medios aéreos que trabajarán desde el aire. Durante la noche han realizado labores en la zona casi 300 personas, 28 dotaciones de los bomberos de Alicante, nueve de los bomberos forestales de la Generalitat, cuatro brigadas forestales del Ministerio y las unidades de la Unidad Militar de Emergencias. Además, se han sumado medios aéreos del Ministerio, de Murcia, Aragón y Castilla-La Mancha.

10.000 hectáreas y 1.500 evacuados

El incendio se inició este sábado a raíz de un rayo en el municipio alicantino de la Vall d’Ebo y ya se ha convertido en el peor de la década en la Comunitat Valenciana, al superar las 10.000 hectáreas calcinadas en un perímetro de 65 kilómetros.

La magnitud del fuego ha obligado ya a evacuar a más de 1.500 personas de las poblaciones de Tollos, Fageca, Margarida, Famorca, Beniaia, Vall d’Alcalà, urbanizaciones de Pego, zonas de Castell de Castells, Benirrama, Benialí, pedanías de Adsubia o Alcalá de la Jovada, que se encuentran realojados en albergues de Muro y Pego.

El incendio cuenta con varios frentes que siguen activos y que han saltado desde la Vall d’Ebo hasta la Vall d’Alcalà, la Vall de la Gallinera y la Vall de Laguart.

Subir