24 de febrero de 2020 24/2/20

La Guardia Civil detiene al autor de unas amenazas de carácter sexual a una menor de 11 años

La Guardia Civil detiene al autor de unas amenazas de carácter sexual a una menor de 11 años - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    La Guardia Civil detiene al autor de unas amenazas de carácter sexual a una menor de 11 años - (foto 2)

    La Guardia Civil de Almoradí ha detenido en Cartagena al autor de una serie de amenazas, de explícito carácter sexual, proferidas a una menor de edad, de 11 años, la cual se veía obligada a enviarle fotografías desnuda y semidesnuda, ante el miedo de que éste difundiera, por otras redes sociales, imágenes que ya tenía de ella previamente, intercambiadas en conversaciones privadas. La Guardia Civil aconseja a los mayores de edad, que tengan un especial cuidado y atención del uso que los menores a su cargo hacen de sus teléfonos móviles y del peligro de su participación en este tipo de chats.

    La Guardia Civil de Almoradí recibió una denuncia de un padre que afirmaba haber encontrado en el teléfono móvil de su hija, de 11 años de edad, unas imágenes de explícito contenido sexual, así como también conversaciones de WhatsApp de tono erótico en las que la menor intercambiaba estas fotografías.

    Además, la niña formaba parte de un chat de aficionados al manga y al “anime”, aplicación que se había descargado en el móvil y, mediante la cual, tenía contacto con otros participantes de ese mismo chat.

    En este grupo de conversación, donde la menor había dicho tener 13 años, también se intercambiaban imágenes de contenido sexual.

    Uno de estos miembros del chat había comenzado a amenazarla con difundir esas fotografías, en las que ella aparecía desnuda y semidesnuda, por otras redes sociales, si no accedía a enviarle más imágenes y videos.

    Una vez que se tuvo conocimiento de estos hechos tan graves, los agentes de Policía Judicial de la Guardia Civil de Almoradí, comenzaron una incesante investigación, que ha culminado con la detención de un español de 29 años, residente en Cartagena, como el autor de estas amenazas, las cuales están tipificadas como un delito de abusos sexuales, por la finalidad y el contenido sexual de las mismas.

    El resto de usuarios del citado chat también han sido identificados, si bien de su nivel de participación no se desprende, hasta el momento, ningún hecho punible para su imputación o detención.

    El detenido, al que se le ha intervenido un ordenador portátil, para el estudio del contenido del mismo, ha quedado en libertad provisional con cargos, a disposición judicial.

    Consejos para un uso responsable del móvil por parte de menores

    Es fundamental que los adultos seamos conscientes de la gran responsabilidad que le estamos atribuyendo a un menor, en el momento en que le regalamos su primer teléfono móvil, por ejemplo, hecho que cada vez se produce a edades más tempranas y, cuanto más corta es la edad del menor, mayor control hay que realizar sobre el uso que éste hace de él.

    Es recomendable que se configuren las opciones de seguridad del propio teléfono móvil, como el control parental y el bloqueo del acceso a webs y aplicaciones de contenido inapropiado para esas edades.

    Además de los aspectos que los adultos “podemos manejar” directamente, hay otros que se escapan a nuestro control, como los momentos en los que el menor está solo con su dispositivo, por ejemplo. Aquí es fundamental que hayamos informado previamente a los menores de los peligros que supone navegar por los diferentes chats y aplicaciones de mensajería instantánea de internet, donde cualquiera puede inventarse una identidad.

    Hay que hacerles entender que no todo lo que ven en la red es cierto, ni toda la gente que puedan conocer es de fiar, ya que pueden no ser quien dicen ser, por lo que hay que inculcarles un especial cuidado y mentalizarles de que extremen precauciones a la hora de relacionarse con estas “nuevas amistades” conocidas en este tipo de chats.

    Finalmente, y lo más importante, hay que darles la confianza a los menores para que le cuenten a sus padres, o cualquier mayor de edad de su entorno, cualquier detalle extraño que observen, es decir, que sean capaces de comunicar abiertamente todo aquello que les ocurra, como por ejemplo, si creen que pueden estar siendo víctimas de algún tipo de engaño o estar sufriendo amenazas de cualquier índole.

    Subir