25 de febrero de 2021 25/2/21

El Gobierno de la Diputación de Alicante alcanza anticipadamente el objetivo de estabilidad presupuestaria

El Gobierno de la Diputación de Alicante alcanza  anticipadamente el objetivo de estabilidad presupuestaria  - (foto 1)
  • El pleno aprueba por unanimidad el convenio por el que el Ayuntamiento de Alicante delega la gestión de sus tributos en Suma

El Pleno de la Diputación de Alicante ha aprobado hoy en sesión extraordinaria y con el apoyo de todos los grupos de la corporación la finalización anticipada del Plan Económico Financiero 2011-2013 de la institución provincial tras alcanzar un año antes de lo previsto el objetivo de estabilidad presupuestaria. El equipo de gobierno y el grupo de la oposición también han aprobado por unanimidad el convenio por el que el Ayuntamiento de Alicante delega la gestión, recaudación voluntaria e inspección de sus tributos en el organismo Suma.

Respecto al Plan Económico-Financiero, el vicepresidente y diputado de Economía y Hacienda, César Augusto Asencio, ha destacado que su suspensión ha sido posible después de que la Cuenta General del ejercicio 2012 arrojará un superávit, en términos de capacidad de financiación, de 46.775.433 euros.

De esta forma, ha explicado, se ha cumplido un año antes de lo establecido el objetivo de estabilidad presupuestaria debido, entre otras medidas, a la limitación del gasto respecto a los ingresos no financieros, sin acudir al endeudamiento bancario ni a la utilización, salvo excepciones, de recursos procedentes de ejercicios anteriores incluidos en el remanente de tesorería.

Por otra parte, durante la sesión plenaria los dos grupos han respaldado el convenio de delegación de tributos entre Suma y el Ayuntamiento de Alicante al considerar que es positivo para el organismo tributario y los municipios de la provincia. Sin embargo, durante el pleno se ha generado un debate ya que la oposición ha considerado negativo para el propio ayuntamiento alicantino el modelo escogido para la prestación del servicio ya que, en su opinión, incrementa las tasas que debe pagar el consistorio, frente al modelo que en su día implantó el Ayuntamiento de Elche en su convenio con Suma.

En este sentido, la Presidenta ha explicado que se trata de dos modelos de delegación distintos al que se aplica al resto de los municipios de la provincia debido a la población y al alto volumen de recaudación de estos dos ayuntamientos.

En el caso de Elche, donde se hace uso del aplicativo informático de Suma, los costes de personal e infraestructuras los soporta el Ayuntamiento, mientras que el coste que se paga a Suma es entre el 1 y el 1,2% de la recaudación obtenida. Asimismo, el consistorio ilicitano mantiene su personal y atiende al público en sus oficinas del ayuntamiento para realizar la gestión tributaria. Se trata de un modelo específico para el Ayuntamiento de Elche, que tiene delegada en Suma la gestión voluntaria y ejecutiva.

Por su parte, en el caso del servicio para el Ayuntamiento de Alicante, que ha delegado la gestión integral de sus tributos, Suma realiza toda la gestión tributaria, catastral, de vehículos, etc, en sus oficinas y poniendo su propio personal con un coste que oscila entre el 1,9 y el 2,5% más-menos un bonus del +0,2% y -0,3% en función de los resultados. Asimismo, y dado que el convenio contempla la reserva de 15 puestos de trabajo para funcionarios del Ayuntamiento que serán adscritos funcionalmente a las oficinas de Suma, el organismo tributario compensará al Consistorio alicantino por el coste de ese personal.

Los otros 138 ayuntamiento de la provincia que tienen delegada en Suma la gestión integral de sus tributos abonan un coste por el servicio en función del número de habitantes del municipio y la recaudación obtenida y el organismo tributario realiza toda la gestión tributaria en sus oficinas y poniendo su propio personal.

Subir