1 de abril de 2020 1/4/20

García Antón: “La nueva delimitación dejaría a L’Alacantí y a Las Marinas sin el abastecimiento del Júcar-Vinalopó”

García Antón: “La nueva delimitación dejaría a L’Alacantí y a Las Marinas sin el abastecimiento del Júcar-Vinalopó” - (foto 1)
  • El conseller de Medio Ambiente considera inadmisible las delimitaciones de la cuenca del Júcar que prevé el Ministerio

  • El conseller asegura que esta decisión es una reminiscencia del anterior equipo de la ministra Narbona

  • García Antón se ha mostrado confiado de que el Ministerio dará marcha atrás

El conseller de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda, José Ramón García Antón, ha asegurado que “desde Alicante no se puede comprender la división de L’Alacantí y el Vinalopó, ya que siempre han funcionado perfectamente interconectadas y ha sido un sistema de explotación unitario, con un aprovechamiento integral de más de 100 años y con una importante red de conexiones, tuberías y canalizaciones que funcionan conjuntamente, de manera que si se separan, Alicante se abastecerá únicamente de desaladoras”.

García Antón ha hecho estas declaraciones en referencia al plan del Ministerio de separar la planificación y la gestión de las zonas de l’Alacantí y del Vinalopó, de manera que l’Alacantí, como cuenca interna, pasaría al ámbito de gestión de la Generalitat y el Vinalopó, como cuenca intercomunitaria, permanecería dentro del ámbito de planificación de la demarcación del Júcar, competencia del Estado.


“Por tanto –ha continuado el conseller de Medio Ambiente- es inadmisible esta separación y así se lo hemos hecho saber al Ministerio, porque si separamos estas zonas, las comarcas de l’Alacantí y de las Marinas se quedan fuera del Júcar-Vinalopó, algo del todo inviable”.

Según García Antón, “no podemos consentir que el abastecimiento que nos ha costado tantos años garantizar, hora se rompa de manera unilateral y sin tener en cuenta las características de estas zonas y todo el sistema de infraestructuras que lo componen, porque Alicante se quedaría, prácticamente, con el único abastecimiento de las desaladoras”.

Por ese motivo, la Conselleria de Medio Ambiente ha trasladado al Ministerio las razones por las que el Consell no puede aceptar que el subsistema Vinalopó y el subsistema Alacantí se dividan en demarcaciones separadas. “Porque hay que conocer la problemática para poder delimitar las cuencas y estoy convencido de que el nuevo equipo ministerial borrará esta reminiscencia del anterior equipo de Narbona”, ha señalado García Antón.

En este sentido, el conseller ha asegurado que el Júcar-Vinalopó es consecuencia de un pacto del agua entre todas las zonas y usuarios de la cuenca. “Si se rompe ese pacto, y l’Alacantí se queda sin el agua del trasvase, se ha de romper el pacto por la parte que establece llevar agua a los pozos de la zona oriental de La Mancha, porque no se puede quedar únicamente con lo que a Castilla La Mancha le interesa”, ha puntualizado García Antón, quien ha reiterado su voluntad de llegar a un acuerdo con todas las partes y se ha mostrado confiado de que el nuevo equipo ministerial volverá a la racionalidad y la solidaridad.

Alicante, un ejemplo de gestión hídrica

Por otra parte, el conseller de Medio Ambiente ha asegurado que Alicante es el lugar donde mejor se gestiona el agua y donde el consumo por habitante y día es menor.

“Aunque más importante que la gestión del abastecimiento para el consumo es el abastecimiento para la agricultura, que supone un 80% del total, por lo que es fundamental la modernización de los regadíos, que es donde realmente se ahorra agua”, ha asegurado García Antón.

En estos momentos, la Comunitat Valenciana ya ha modernizado más del 70% de sus regadíos, por lo que se sitúa a la cabeza en España, “al igual que en materia de depuración y reutilización, donde esta comunidad está haciendo la política más potente y con los mejores sistemas, por una cuestión de necesidad, dado el déficit hídrico que sufrimos”, ha concluido el conseller de medio Ambiente.

Subir