28 de noviembre de 2020 28/11/20

Cotino: “La defensa de los intereses de los regantes alicantinos es innegociable”

  • El Vicepresidente ha asegurado que el Gobierno valenciano no permitirá nunca que los socialistas impidan la llegada del agua procedente del trasvase Tajo-Segura

  • Reclama una autoridad nacional que reparta el agua aplicando la justicia distributiva

  • Campos de Albacete están siendo regados con aguas procedentes de balsas de riego ubicadas en la provincia de Alicante

“La defensa de los intereses de los regantes alicantinos es innegociable, por lo que el Gobierno valenciano no permitirá nunca que los socialistas impidan la llegada del agua procedente del trasvase Tajo Segura”, ha manifestado esta mañana el Vicepresidente tercero y conseller de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda, Juan Cotino.

Según el Vicepresidente, “negar el agua del Tajo a la cuenca del Segura es una barbaridad, es ir contra el sentido común, contra la justicia distributiva, contra las personas que viven en la provincia de Alicante y que necesitan agua para vivir, para trabajar y para crear empleo”.

Para Cotino, “las aguas deben ser administradas por una autoridad nacional, siguiendo el principio de justicia distributiva, con el fin de que los territorios que poseen excedentes sean solidarios y compartan el agua con los que sufren déficit hídrico, puesto que el agua es un bien de dominio público que debe ser repartida entre quienes la necesitan”.

En este sentido, Cotino ha explicado que existen balsas de almacenamiento de agua en la provincia de Alicante, y en concreto una de ellas en Villena, que riegan tierras de la provincia de Albacete, “lo que demuestra la solidaridad de nuestros regantes, que pese a no disponer de recursos suficientes comparten los recursos disponibles respetando los usos que se vienen dando a esas aguas desde hace más de una década”.

“De este modo, -ha explicado- el agua que está en Alicante está siendo aprovechada por regantes castellanomanchegos, y ésta es la realidad de España, y la realidad en materia hídrica, puesto que el agua es un bien de todos y nadie se la puede apropiar. Y consideramos que sería irracional que los alicantinos impidiésemos el riego de los campos de Albacete con el agua de la balsa de Villena que lleva 15 años en funcionamiento, pero también es irracional que nos quieran impedir la llegada de las aguas del Tajo que históricamente han estado recibiendo nuestros agricultores”.

Postrasvase Júcar-Vinalopó
Por otro lado, el Vicepresidente ha destacado el esfuerzo económico que está llevando a cabo el Gobierno valenciano con el fin de concluir las obras de la margen derecha del postrasvase Júcar-Vinalopó.

Se trata de los dos últimos tramos de esta zona, cuyo coste asciende a 31,3 millones de euros y que, una vez concluidos, permitirán la distribución del agua procedente del Trasvase Júcar-Vinalopó a las distintas entidades de riego de la margen derecha del Vinalopó, recorriendo las comarcas del Alto y Medio Vinalopó de norte a sur, y evitando la sobreexplotación de los acuíferos.

Actualmente, la Conselleria está ejecutando los tramos 0 y el VI, y la balsa del Planet, que está previsto que finalicen en el tercer trimestre de este año. “Para ello, la Generalitat ha traído la segunda máquina más grande del mundo procedente de EEUU para lograr acabar las obras del postrasvase Júcar Vinalopó lo antes posible”, ha indicado el Vicepresidente Cotino.

Según ha manifestado, “desde el Gobierno Valenciano creemos que los trasvases generan empleo y riqueza, por eso tenemos fuerza y razón para pedir el trasvase del agua del Ebro, para reivindicar que no termine el trasvase del Tajo-Segura, y para decir que si se hubiera realizado el trazado del trasvase Júcar-Vinalopó por donde debía, tendríamos un agua de mejor calidad y más cantidad”.

Así pues, la Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda ya ha ejecutado cinco de los siete tramos en los que se dividen las obras de la margen derecha del Post-trasvase Júcar-Vinalopó.

Esta actuación beneficiará a 22.000 agricultores de 16 comunidades de regantes y afectará a 20.000 hectáreas para riego agrícola de los términos municipales de Villena, Salinas, Monóvar, La Romana, Aspe, Hondón de las Nieves, Hondón de los Frailes y Elche.

Del mismo modo, desde la Generalitat se ha reclamado a la empresa Acuamed que ponga en marcha las obras de Interés General del Estado de Reutilización de Elda y Petrer, así como las de Reutilización de Novelda Monforte, que el Ministerio de Medio Ambiente ha paralizado.

En este sentido, se ha propuesto que la Generalitat forme parte como usuario de estas actuaciones de modo que se contribuya a satisfacer las demandas de los usuarios de la margen izquierda y, por lo tanto, a desbloquear las dos obras de riego.

Siete tramos y dos embalses reguladores
Las obras del post-trasvase en la margen derecha se componen de siete tramos y dos embalses reguladores. En estos momentos la Conselleria de Medio Ambiente y Agua ejecuta el Tramo 0, el VI y el embalse de la Cova de Planet.

El Tramo 0 va desde el inicio del post-trasvase, en los Alhorines, hasta la Acequia del Rey. Todas las obras de este tramo se localizan en el término municipal de Villena y tienen una longitud de 13.694 metros.

Por su parte, el Tramo VI comunica el embalse El Rollo con el embalse de San Enrique, ambos situados en el término municipal de Aspe, y éste último, a su vez, con el embalse de la Cova de Planet, en Elche. La conducción de este tramo tiene una longitud de 8.400 metros y se ejecuta en polietileno de alta densidad.

El embalse Cova del Planet, que también se encuentra en ejecución, se localiza en el término municipal de Elche, próximo al embalse de San Enrique, donde finaliza el Tramo VI. Ambos embalses se comunican mediante una conducción de fundición. La capacidad útil es de 420.000 m3 y servirá para regar una superficie de cultivos de 650 hectáreas, aproximadamente.

Además, dispondrá de un aliviadero, red de drenaje, galería subterránea que alberga la toma de fondo y las conducciones de entrada y de salida, nave de control donde se dispondrán las instalaciones de bombeo, válvulas de emergencia y sistemas de seguridad.

Subir