27 de noviembre de 2020 27/11/20

El Consell no responde a Compromís sobre el futuro del Parque Temático Mundo Ilusión

    La diputada autonómica de Compromís, Mònica Oltra, registró una serie de preguntas escritas dirigidas al Consell, sobre el futuro del criogenizado proyecto del Parque Temático Mundo Ilusión, puesto que a pesar de haberse abandonado por parte del Gobierno autonómico, esta podría estar continuando generando gastos e hipotecando el futuro de las actuaciones urbanísticas con las cuales estaba vinculado el Parque, como era el PAI de 18 millones de metros cuadrados, Marina d’Or Golf.

    Oltra preguntaba por el hecho que después de la liquidación´ de la empresa pública “Centro de Ocio Mundo Ilusión”, si se mantiene por parte de la administración a ninguna empresa contratada para desarrollar el proyecto de parque temático, todavía sea desde altas empresas públicas u organismos

    Otra de las preguntas formuladas por la diputada ecosocialista, es si el Consell piensa mantener el convenio para que los propietarios del PAI Marina d’Or Golf., cedan a la administración autonómica, de manera totalmente gratuita, 800.000 m2 de suelo. Y en este caso concreto, se preguntaba qué piensa hacer la administración con estos 800.000 m2 de suelo si no es, como parece, el parque temático.

    La respuesta dada ahora por la Consellera de Turismo, Lola Johnson, se limita a decir que “ el Consell trabaja actualmente en un plan de reestructuración del sector público valenciano que no sólo reducirá el número de sociedades, sino que dará un orden de prioridad a los proyectos. Por otro lado, en estos momentos la Generalitat está realizando una profunda reestructuración del sector público y de los proyectos estratégicos, lo cual tendrá lógicamente consecuencias en todos los proyectos, incluido Mundo Ilusión”

    Para Compromís, esta respuesta no dice absolutamente nada, puesto que la sociedad está “congelada” desde 2008, y la pregunta concreta es el gasto que hay, no qué se piensa hacer en el futuro respecto a si continúan habiendo personas contratadas para uno proyecto fantasma, hecho que ya cómo hemos visto es habitual con la Ciudad de las Lenguas.

    Igualmente, la inviabilidad del convenio de cesión de 800.000 metros cuadrados no tiene sentido mantenerlo, y no depende de la reestructuración de empresas, puesto que va directamente vinculado con el PAI que formalmente, no está paralizado.

     

    Subir