17 de septiembre de 2019 17/9/19

Los tres concejales de Orihuela quedan en libertad sin fianza pero imputados en varios delitos

  • Ángel Fenoll y su hijo, también acusados, deberán abonar 300.000 y 100.000 euros cada uno para eludir la prisión

  • Los comparecientes poseen tres días hábiles para presentar un recurso contra los autos decretados ayer

El juzgado de Instrucción número 3 de Orihuela continuó ayer con las declaraciones de los once detenidos el pasado martes en la operación anticorrupción llevada a cabo en la provincia de Alicante. Tras comparecer el miércoles el presidente de la Diputación de Alicante, José Joaquín Ripoll, y el empresario Enrique Ortiz, ayer el fue turno de los tres ediles oriolanos y de Ángel Fenoll y su hijo.

El proceso judicial, que comenzó a las nueve de la mañana, se prolongó hasta las cuatro de la tarde. En él se dictaron los autos contra los cinco imputados que fueron a prestar declaración. Por una parte, Manuel Abadía, Ginés Sánchez y José Antonio Rodríguez, -los tres concejales del Ayuntamiento de Orihuela-, fueron imputados en múltiples delitos: cohecho, tráfico de influencias, fraude y negociaciones prohibidas. Pero consiguieron eludir la prisión sin tener que pagar ninguna fianza, pese a que el fiscal Anticorrupción solicitaba una cantidad de 50.000 euros para cada uno.

Tras las comparecencias de los ediles, llegó el turno de Ángel Fenoll y su hijo, Antonio Ángel. Éste último fue el primero en entrar al juzgado pero se acogió a su derecho de no declarar, como posible estrategia de la defensa para alargar el juicio hasta que se levante el secreto de sumario y conocer así cuáles son las acusaciones. Por su parte, Ángel Fenoll sí que declaró y su comparecencia se alargó una hora y media, aunque fue interrumpida unos minutos debido a una indisposición de Fenoll por problemas de hipertensión.

Así pues, tras escuchar la petición de la Fiscalía Anticorrupción que pedía 800.000 euros y solicitaba el encarcelamiento del empresario por tráfico de influencias, inducción a la prevaricación y demás delitos; el magistrado Carlos Sanmartín decretó prisión eludible para los dos imputados bajo una fianza de 300.000 euros para Fenoll y otra de 100.000 para su hijo. Fianzas que se suman a los 100.000 euros que pagaron hace tres años cuando fueron encarcelados en 2007. Ahora, los dos acusados, poseen cinco días de plazo para hacer efectivo el pago.

Durante el proceso, los asistentes declararon que asistieron a un juicio basado en “preguntas genéricas” y que en ningún momento conocieron los hechos de los que se les acusaba. Sin embargo, el magistrado sí que relató a cada uno de ellos los delitos por los que quedaban imputados. En esa línea, el juez Sanmartín ha comunicado a los comparecientes que disponen de tres días hábiles para presentar un recurso de reforma contra los autos dictaminados.

Las primeras declaraciones
Tras terminar sus declaraciones frente al juez, el concejal de Medio Ambiente, Ginés Sánchez, afirmó que “estaba en libertad sin medidas cautelares y debía esperar al levantamiento del secreto de sumario para iniciar su defensa”. “Esperamos que sea lo antes posible y el caso se cierre en beneficio de todos”, apuntó. Por su parte, el edil de Servicios e Infraestructuras, Manuel Abadía argumentó que “el caso está bajo secreto de sumario y sólo podía decir que reiteraba su confianza en la Justicia”. A la salida del juzgado oriolano, Antonio Angel Fenoll reveló que “se iba satisfecho” y que se le acusaba de “los mismos delitos que en 2007 y que era la misma fianza”. Si bien no especificó que dicha cantidad debía abonarla de nuevo.

 

ocultar
Los tres concejales de Orihuela quedan en libertad sin fianza pero imputados en varios delitos
Subir