4 de abril de 2020 4/4/20

La Policía Local se adhiere a una campaña de seguridad vial relativa al respeto a los semáforos

    La Policía Local de Orihuela se ha adherido a una campaña de seguridad vial impulsada por el Ministerio del Interior relativa al respeto a los semáforos. Esta iniciativa finaliza mañana y tiene como misión concienciar a la ciudadanía sobre la importancia de respetar las señales luminosas para evitar accidentes, sobre todo en los núcleos de población.

    Según las recomendaciones del ministerio, la Policía Local deberá sancionar las conductas y los comportamientos incívicos de los usuarios del espacio público (conductores, peatones y ciclistas) y realizar campañas de información sobre las normas de convivencia que regulan el uso del espacio público. Asimismo, solicita a las administraciones locales que impulsen un pacto local por la movilidad y la seguridad vial, en la que distintos agentes y sectores implicados cooperen y fomenten la convivencia segura.

    De este modo, el objetivo prioritario de esta campaña es mejorar la seguridad vial a través de la sanción a conductas y comportamientos incívicos, como saltarse un semáforo en rojo, y la información acerca de este tipo de conductas y sus consecuencias. De hecho, la infracción más común en zona urbana es no respetar la prioridad y, dentro de este tipo, no cumplir con la obligación de detenerse ante un semáforo en rojo, lo que supone un 17 por ciento de las infracciones.

    El hecho de no respetar un semáforo en rojo fue causa de 831 infracciones en España, de 806 accidentes con víctimas y de 15 accidentes mortales.

    Cinturón de seguridad
    La última de estas campañas realizadas por la Policía Local a propuesta del Ministerio del Interior era relativa al uso del cinturón de seguridad. Así, de los 101 conductores inspeccionados, 95 llevaban el cinturón de seguridad y seis no lo llevaban puesto. Los agentes también comprobaron el uso de estos dispositivos por parte de 131 pasajeros en la parte delantera del vehículo, de los cuales 125 lo llevaban puesto, mientras otros seis incumplieron la norma. En cuanto a los pasajeros que iban en la parte trasera, los quince usuarios inspeccionados llevaban puesto el cinturón.

    Subir