23 de febrero de 2020 23/2/20

Infraestructuras ejecuta el 50% de la ordenación viaria de la calle del Obispo Rocamora en Orihuela

  • Esta obra mejorará la funcionalidad de uno de los ejes viales más importantes del municipio

  • La actuación, enmarcadas en el Plan Confianza, supone una inversión de 610.000 euros

La Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente tiene en marcha las obras para la ordenación viaria de la calle del Obispo Rocamora en Orihuela, que se encuentran al 50 por ciento de ejecución.

El objetivo de esta actuación, incluida en el Plan Confianza de la Generalitat, es mejorar la funcionalidad de unos de los ejes viales más importantes de la localidad y cuenta con un presupuesto de 610.000 euros.

La ejecución de la obra se ha previsto en dos fases. La primera constituye la reurbanización de la calle Obispo Rocamora, en su tramo comprendido entre las calles Calderón de la Barca y Campoamor; y un segundo tramo comprendido entre la Campoamor y Francisco Rivera Paquirri.

Las obras se desarrollan a buen ritmo, encontrándose la primera fase acabada casi en su totalidad, a falta de las tareas de reasfaltado y colocación de la jardinería y los elementos de mobiliario urbano.

Respecto a la segunda fase, se está ejecutando la reurbanización de la plaza prevista en la zona de la Tesorería, habiéndose finalizado la reposición de las canalizaciones de los servicios afectados, la nueva canalización de alumbrado y de riego prevista. Además, se han iniciado las tareas de pavimentación.

La calle Obispo Rocamora, situada en las cercanías del río Segura, es una de las más importantes distribuidoras de tráfico a las principales vías de comunicación del municipio, como la CV-95 y la A-7. Además, en esta área se está implantando la actividad administrativa, por lo que soporta una gran carga de vehículos y peatones. De ahí la necesidad de cambiar la distribución del tráfico acorde con las necesidades de la zona.

Estas obras se integran en el Plan de Inversión Productiva en Municipios (PIP), que junto a los existentes de apoyo al empleo, a los sectores productivos y a la financiación de empresas, conforma el Plan Confianza. El PIP persigue elevar los niveles de bienestar y de oportunidades con medidas como creación de infraestructuras viarias, suelo industrial, acceso a las redes de comunicación, infraestructuras turísticas, socioculturales y dirigidas a la conservación rural y medioambiental. Los 1.020 millones de euros destinados para el conjunto de inversiones suponen 203 euros per cápita.

Subir