23 de octubre de 2019 23/10/19
Por J. P. Enrique
Solo es una opinión... - RSS

La Justicia es independiente

    La Justicia, en este país, es totalmente independiente del poder político y de otros poderes fácticos. Mienten quienes afirman que el Estado la manipula. Mienten quienes la consideran tercermundista. Mienten quienes afirman que está ligada al poder político. Mienten quienes dicen que es un cachondeo. El dinero no compra jueces. El dinero no dilata procesos judiciales. La Justica no da trato especial a los poderosos.

    Si Urdangarin está en una cárcel especial es porque es necesario cuidar de su salud. Si estuvo en libertad provisional en Suiza fue para que cuidara de sus hijos. Si a su mujer, la infanta Cristina, le admitieron facturas falsas fue para ayudarla y que no fuera acusada de delito fiscal. La doctrina Botín no fue especialmente creada para salvar a un poderoso banquero. Casado no merecía que le acusaran de nada por  haber recibido favores. El caso Fabra no se dilató por presiones sino porque los jueces llegaban a Nules y pedían el traslado.

    A partir de ahora a la Justicia será mejor mostrarla sin los ojos vendados y una balanza. Lo más adecuado sería hacerlo con un gran corazón y mirando de reojo a uno de los lados.

    Los hechos demuestran que la justicia es igual para todos. Si los jueces no pueden actuar igual en casos de desahucios con familias con niños y ancianos desamparados es porque estos casos son demasiados y no les da tiempo a ocuparse de ellos como quisieran. Si se encarcela a tuiteros, raperos y titiriteros  es porque  son gente desnutrida y creen que estarán mejor alimentados en prisión.

    Los catalanes dicen barbaridades cuando exigen que el gobierno intervenga desde el poder político para que los jueces liberen a los líderes encarcelados ¿Cómo se atreven? ¿No saben que la Justicia es independiente?

    Una justicia independiente del poder político es la garantía de un sistema democrático. Justicia independiente y poder político son los dos pilares fundamentarles de cualquier democracia.

    A la justicia se la puede criticar pero hay que acatar sus decisiones nos sean o no favorables. Ejemplos de ese acatamiento los vemos todos los días especialmente por parte de los políticos. Estos jamás descalifican a ningún juez aunque no les guste.

    Que a la Justicia no se la presiona lo demuestran los hechos. También lo dejó claro la conversación que salió a la luz entre Eduardo Zaplana y Francisco González.  En lo que escuchamos se dejó claro que los políticos ni manipulan ni intervienen en el gobierno de los jueces. Ellos simplemente demostraron que se ocupan de que algunos jueces demasiado implicados en determinados casos judiciales se les traslade para que no se agobien demasiado y enfermen.  Por el bien de ellos ¡faltaría más!

    Alguna vez hemos visto a la clase política denunciar y presionar por todos los medios posibles a algún juez como fue el caso de Baltasar Garzón, pero fue con la mejor de las intenciones, por su bien,  para que se relajara y se tomara unas vacaciones durante 15 años fuera de la judicatura. ¡Llevaba una vida tan frenética y estresante  que temieron por su salud!

    Ahora, en un reciente ejemplo acabamos de ver cómo, sin ningún tipo de presión, tras un fallo del Tribunal Supremo que ordenaba a los bancos  pagar cifras millonarias, la propia Justicia ha reflexionado, repito sin ninguna presión de nadie y menos de los bancos ¿cómo van a presionar los bancos al poder judicial?  Por eso, los jueces, por decisión propia y sin presiones (repito una vez más), han meditado y han dejado en suspenso su propia sentencia. Reflexionar es bueno y por eso, para reflexionar han hecho como San Vicente Ferrer que dejó suspendido en el aire a un albañil que se caía de un andamio para ir a preguntarle a su obispo si debía o no  hacer el milagro de salvarle de una muerte cierta. Los jueces han hecho lo  mismo dejando en suspensión la decisión tomada. ¡Qué corazón más grande tiene nuestro poder judicial que no quiere que unos bancos que crean tantos puesto de trabajo y unos servicios tan buenos y baratos tengan que soportar cargas millonarias! ¡Como se preocupan los jueces por los intereses de los bancos!

    En la misma línea de analizar, como acabamos de ver en el caso de los bancos las consecuencias de sus decisiones, no cabe duda de que los jueces reflexionaran  que mantener a líderes políticos catalanes encarcelados solo ha servido para crear cohesión entre los independistas e incrementar su número. Pensaran que  aquella decisión no fue justa y la revisaran.  Los jueces tendrán claro que es poco útil ese encarcelamiento. No solo poco útil, nefasta para lograr que fructifique el diálogo y para que el separatismo se infle de victimismo y de razones.

    La justicia por la vía de tener un gran corazón en una de sus balanzas está sentando el criterio de situar, en determinados casos, el perdón por delante de lo que dicen las leyes.

     2 comentarios
    JPE
    JPE
    03/11/2018 08:11
    Añado

    Versos de Martin Fierro que no son demagogia sino pura estadística. “La ley es tela de araña En mi ignorancia lo explico No la teme el hombre rico Nunca la tema el que mande Pues la ruempe el bicho grande Y solo enreda a los chicos."

    ocultar
    La Justicia es independiente
    Subir